Catedral de Valencia nada ecológica: quiere sacar árboles y jardines de su fachada


11 Catedral de Valencia nada ecológica: quiere sacar árboles y jardines de su fachada.

Presencia de humedad y falta de visibilidad del templo han sido los motivos alegados por el deán Emilio Aliaga para intentar acabar con las plantas del jardín perteneciente a la  catedral de Valencia. Una parte de los cipreses y olivos que acompañan al templo fueron plantados a partir de 1970, mientras que los restantes se cultivaron hace veinticinco años.

Por ahora el proyecto -anunciado desde hace un año- está parado, debido a la ausencia de las inversiones económicas necesarias para su implementación. La ley apoya la retirada de los árboles: "los artículos 21 y 38 de la Ley del Patrimonio Cultural Valenciano avalan la supresión de todos los elementos que menoscaben o impidan la adecuada apreciación o contemplación de los monumentos declarados Bien de Interés Cultural, como es el caso de la catedral de Valencia", señaló el deán. Donde están ubicados los jardines la intención es construir un pavimento especial que permita acceder a la catedral, aunque es una pena que no esté en los planos de las personas encargadas del mantenimiento de la catedral adoptar una solución que demuestre un mayor cuidado con el medio ambiente. Relacionados: Ecología urbana, ¿de qué se trata? Masdar, la primera ciudad completamente ecológica del planeta.