Ciclismo urbano: para nuestra salud y la del planeta


11 Ciclismo urbano es el uso de la bicicleta para transportarse por la ciudad.

Se trata de una variante para alivianar la polución que produce el tráfico de la urbe; así como la contaminación acústica, generada por la enorme cantidad de automóviles. Y, por supuesto, para tener un mejor estado físico.

Por ello, hoy es una gran alternativa tenida en cuenta por muchos países (España, Argentina, México, Suecia, Holanda, Inglaterra, etc.). El uso de la bicicleta es, por donde se lo mire, positivo. Además, de las ventajas mencionadas, está la de ser más barata que cualquier otro medio de transporte: los costos de mantenimiento son mínimos y necesita poco espacio. Este medio es ecológico por excelencia, ya que para su fabricación se consumen menos recursos naturales que en la producción de un automóvil.

Uno de los pocos problemas de usar la bicicleta, además de la imposibilidad de utilizarla los días de lluvia, es la distancia.

Pero por ejemplo, Londres y Boston han logrado la integración bicicleta-metro. Incluso, existen bicicletas plegables que se pueden cargar mientras se hace el recorrido en tren. Incluso, hay metrópolis que han hecho ciclovías (o carril bici), caminos exclusivos para el uso de la bicicleta, para más seguridad de quienes las manejan.

Asimismo, hay otras que las alquilan, popularizando aún más al ciclismo urbano.

¿Qué esperas para tener tu propia bicicleta?.