Científicos descubren pruebas de la existencia de un canal que conectaba la Capa de Hielo Occidental de la Antártida


11 El reciente descubrimiento de criaturas marinas casi idénticas a los lados de una capa de hielo sólido en la Antártida (de más de 2.400 kilómetros de espesor) podría indicar, según los científicos, la aparición de un paso a mar abierto en torno a unos 125.000 años atrás. Esta evidencia se suma a los indicios geológicos que indican que la capa de hielo antártica occidental se ha derrumbando en, al menos, una vez en los últimos millones de años, y podría volver a hacerlo en un entorno de clima más cálido, como el cambio climático.

Esto acarrearía consigo una elevación del nivel del mar en torno a los 3.3 metros y hasta los 4.8 metros. Para el biólogo David Barnes, esta Capa de Hielo Antártica Occidental es como "el talón de Aquiles" de la Antártida, que podría traer consecuencias en la reapertura del canal.

Los descubrimientos científicos evidencian poblaciones de briozoos (pequeños organismos filtradores que en la edad adulta se unen al lecho marino) muy similares en dos mares diferentes, separados por la capa de hielo. La presencia de dichos organismos (cuya etapa de vida en periodo larvario es muy corta, y una vez adultos no se separan del fondo del mar mediante sus anclajes) fortalece la teoría de que la colonización de dos regiones tan separadas entre sí por el hielo en la actualidad, han estado unidas en algún período del pasado. También ayudará a que puedan reconstruir la historia de la Antártida y su capa de hielo, según Barnes.

Una capa que se considera altamente vulnerable al cambio climático, aunque las estimaciones de cuándo se produciría la rotura señalan un futuro más o menos lejanos, de unos pocos cientos a miles de años.

.