Cómo ahorrar energía eléctrica


11 Resulta difícil hoy en día reducir el uso de la electricidad, puesto que prácticamente todos los electrodomésticos y electrónicos funcionan por medio de este tipo de energía.

Pero hay algunos tips que pueden ayudarnos a que su consumo sea más consciente. En una casa, la inteligencia a la hora de iluminar los ambientes es clave: tratar de usar colores claros en la pintura de las paredes internas y en los techos; aprovechar al máximo la luz natural, inclusive colocando más ventanas en puntos estratégicos y el uso de bombillas de bajo consumo en ambientes que necesitan mucha iluminación son medidas fundamentales. Lo ideal es en lo posible evitar el uso del aire acondicionado, pero si esto resulta imposible hay algunas cosas que podemos hacer: mantener los ambientes refrigerados cerrados; evitar la cercanía con otros equipos eléctricos y la incidencia del sol, para que no trabaje de más y abrir las ventanas durante las mañanas, para reducir su uso son algunas de ellas. La nevera consume muchísima energía, que podemos disminuir si la descongelamos periódicamente; si no colocamos en su interior alimentos calientes y si no dejamos la puerta abierta innecesariamente. Al planchar la ropa, acumular una cantidad considerable y hacerlo de una sola vez, recurso que también es bueno utilizar con los lavarropas y lavavajillas..