¿Cómo ahorrar energía en el hogar? (I)


11 Con todos los problemas ecológicos que hay en el planeta, sería muy irresponsable lavarnos las manos, como si no formáramos parte de este mundo y no nos correspondiera cuidarlo. Desde nuestro lugar, hay mucho que podemos hacer.

Aunque parezca muy insignificante el granito de arena que podamos aportar, si todos lo hiciéramos sí podríamos mejorar las condiciones de vida y preservar los recursos del medio ambiente. Cambiar las bombillas incandescentes por las de bajo consumo, aunque es uno de los recursos más conocidos a la hora de ahorrar energía, no es seguido como corresponde.

Si aún no lo has hecho adóptalo, buscando productos de buena calidad, que tiene una mejor relación costo-beneficio. Trata de aprovechar toda la luz del día que puedas: es inmensamente más bella que la artificial, y no te hace gastar ni un centavo. Cuando esto resulta imposible, o por las noches, no olvides apagar las luces que no estés usando. Si esto se te olvida con frecuencia, una buena medida es instalar interruptores automáticos, que encienden y apagan las luces cuando se entra y sale de los ambientes. Las temperaturas extremas de verano e invierno constituyen un gran gasto energético y económico.

Trata de ambientar tus habitaciones con el menor gasto posible, usando ventiladores y calefactores de poco consumo..