¿Cómo ahorrar energía en el hogar? (III)


11 Para ahorrar energía , debes realizar tus actividades y hábitos diarios en la cocina y el baño de forma consciente y sin desperdicios.

No olvides además revisar en forma periódica las instalaciones de estos ambientes para evitar pérdidas en las cañerías. Uno de los mayores consumidores de energía, la heladera, gastará hasta 20% más electricidad si tiene exceso de hielo en su interior.

Por eso es tan importante descongelarla, además el frío generado será el suficiente para mantener los alimentos en buen estado. Una buena idea a la hora de cocinar es usar ollas a presión, que consumen mucho menos gas que otros métodos de cocción. En cuanto al lavarropas, usar siempre cargas completas y agua fría, y al secarlas evitar el secarropa, otro gran consumidor de energía. En el baño, evitemos las duchas demoradas y los grifos abiertos sin usar. Y para calentar el agua, mejor usar un calefón que un termotanque, ya que sólo se enciende a la hora de usarlo. Por último, el inodoro no es para arrojar los papeles higiénicos, para eso se usa un cesto.

Recuerda siempre controlarlo y, en caso que esté descompuesto y el agua no deje de fluir, repáralo de inmediato.

Un inodoro que pierde agua gasta hasta 200.000 litros de agua al año. Referido: Psicofxp.