Cómo aprovechar la energía eólica


11 La energía eólica ha mostrado un interesante crecimiento en los últimos tiempos, gracias al desarrollo de diversos mecanismos que permiten aprovechar cada vez más la acción del viento. Hasta no hace mucho, esta fuente de energía estaba alejada de los hogares.

Pero un grupo de ingenieros de Hong Kong creó las turbinas de viento para uso hogareño, un mecanismo que permite generar electricidad con brisas de hasta dos metros por segundo. Turbinas similares también se utilizan para proveer de energía a edificios.

En este caso son túneles de viento de unos tres metros de alto que pueden ser colocados en lo alto de las torres inmuebles y generar electricidad para todos los inquilinos. Otra llamativa innovación de los últimos años fue el puente peatonal con turbinas eólicas, que amén de posibilitar el traslado de personas también funciona como generador de electricidad. La energía eólica también puede ser aprovechada desde el océano. Es más, en las costas de varios países ya se han instalado aerogeneradores que propician el aprovechamiento de los vientos marinos, tecnologías que también fueron diseñadas para flotar mar adentro. Finalmente, el viento puede ser utilizado para desalinizar el agua a través de un molino.

Se trata de un sistema que potabiliza el vital líquido mediante la técnica de ósmosis inversa, que la realiza aprovechando la acción del aire. Referido: Supervisores.