Conciencia ecológica en vacaciones


11 Conciencia ecológica en vacaciones.

Con la llegada de las ansiadas vacaciones de verano, es normal que nuestras preocupaciones cotidianas durante el resto del año se nos olviden un poco, por eso es fundamental que recuerdes que el medio ambiente necesita de nuestra ayuda durante todo el año, sobre todo cuanto nuestra interacción en él generalmente se acrecienta, durante la temporada estival. A continuación, te entregaremos una serie de útiles consejos para que sigas cuidando el medio ambiente y ahorres dinero durante tus vacaciones de verano.

Comenzaremos con el inicio de tu viaje. Antes de partir, recuerda ajustar los termostatos del aire acondicionado y del calentador de agua, procurando ahorrar la mayor cantidad de energía posible. No compres artículos de tocador pequeños o los típicos de tamaño para viaje, prefiere en cambio llenar recipientes re-utilizables de champú, jabón y otros artículos.

Vuelve a usar las bolsas de compra de plástico y papel para empacar los artículos para tu viaje y luego recíclalas. Las bolsas de plástico son perfectas para mantener los zapatos sucios y los trajes de baño mojados separados de los otros artículos en tu maleta, mientras las bolsas de papel funcionan muy bien para empacar meriendas para el coche, por ejemplo. Prefiere las reservas en avión con aerolíneas que ofrezcan boletos electrónicos, de esa forma estarás contribuyendo a reducir el desecho de papel.

Una vez en tu cuarto de hotel, recuerda siempre apagar el aire acondicionado, las luces y la televisión, de esa forma reducirás el gasto energético. Durante las paradas que seguramente tendrá tu viaje, trata de tomar sólo los productos que realmente necesitas o usarás. Toma las servilletas, paquetes de condimento, folletos, mapas o los cupones que te serán de utilidad realmente.

Procura tener a mano bolsas plásticas para los desechos durante el viaje, así podrás contribuir al reciclaje y evitar contaminar el medio. Antes de iniciar tu viaje en coche o autocaravana, asegúrate de que el vehículo esté bien mantenido.

De esa forma economizarás combustible, reducirás los agentes contaminantes de tu coche y por supuesto te permitirá ahorrar dinero. Si cambias tu aceite de motor, intenta reciclarlo en una tienda de “lubricación rápida”, estación de gasolina o tienda de automóviles en donde acepten aceite de motor usado para el reciclaje. Si eres de los que disfruta de las barbacoas y otras actividades al aire libre. En tu próxima fiesta, pon la mesa de picnic con servicios de mesa reusables o pide a los participantes que traigan sus propios platos y contenedores.

También recuerda reciclar todas las botellas y latas después de la fiesta. Intenta reciclar los contenedores de bebidas usados.

También considera poner un filtro en tu grifo y rellenar las botellas con agua filtrada. En vez de comprar muchas botellas de bebidas pequeñas, compra bebidas o mezclas para bebidas al por mayor y llena botellas re-utilizables. En la playa, usa cubos viejos y otros artículos de tu casa para construir castillos de arena en vez de comprar productos nuevos en la tienda.

Y por último, cuando visites las playas y los parques, procura retirarte con todo lo que traes para que dejes los lugares sin basura y no perturbados..