Consecuencias de la radiación


11 Consecuencias de la radiación.Las autoridades japonesas declaran que han perdido control en todos los reactores. Desde el viernes de la desgracia, cuando Japón se vio expuesto al terremoto más grande de su historia (9.0 en la escala sismográfica), además del catastrófico Tsunami que ya han cobrado más de 5.000 vidas, se ha desatado una pesadilla. Hoy, las autoridades niponas declararon que han perdido el control en los seis reactores que componen la central nuclear Fukushima y las secuelas en las personas que se han expuesto a la radiación pueden ser muy perjudiciales. Las consecuencias por exposición a la radioactividad en los humanos son infinitas y van a depender de qué tan expuestos hayamos estado y por cuanto tiempo; en general hablamos de: náuseas, vómitos, convulsiones, delirios, dolores de cabeza, diarrea, pérdida de pelo, pérdida de la dentadura, depresión, quemaduras por radicación, disminución de glóbulos rojos y blancos en la sangre, daño al conducto gastrointestinal, hemorragias, cataratas, daño cerebral, daño al sistema nervioso, esterilidad, cáncer, leucemia, daños genéticos y para no extendernos más, muchas, muchas otras. Sabemos que una exposición mínima, pero continua, también es muy nociva para la salud ya que los efectos por radiación son acumulativos.

Sólo a modo de ejemplo, las declaraciones respecto del desastre de Chernóbil (1986, Ucrania) concuerdan en que las repercusiones permanecerán por generaciones. El cáncer a la tiroides en ese país era 285 veces más frecuente que antes de la catástrofe y las enfermedades se han multiplicado en toda la población (especialmente los niños) debido al debilitamiento del sistema inmunológico.

Y todo esto fue dicho recién en el año 1995…saca tus propias conclusiones. Por otra parte, después de la catástrofe ucraniana, un total de 105.000 kilómetros cuadrados de tierra presentan niveles de contaminación superior, es decir, son completamente inutilizables para la agricultura. Un desastre nuclear como el que vive Japón hoy, además, acarrea un enorme daño a los animales y por consecuencia a los ya diezmados y frágiles ecosistemas. Si las especies animales han sido irradiadas, a los pocos días presentarán diarrea, irritabilidad, pérdida del apetito y apatía; las posibilidades de esterilidad estarán ligadas a la exposición que hayan sufrido.

Además, los órganos internos estarán dañados y algunos elementos radiactivos (como el estroncio) se acumularán en sus huesos. Quisiera decir que existe una cura para todo esto, pero no la hay.

Sabemos que consumir pastillas de yodo no radiactivo ayuda a la glándula tiroide a eliminar (básicamente por saturación), el yodo radiactivo que es uno de los elementos más nocivos que pueden ser expulsados de una planta nuclear y además uno de los más peligrosos ya que es muy volátil y nuestro cuerpo lo incorpora a través de la piel o el pulmón, pero esa es sólo una de las amenazas a las que nos vemos expuestos los seres humanos, no sólo en Japón, dado el desastroso panorama que nos presenta la central nuclear de Fukushima hoy. .