Consejos prácticos para ahorrar gas


11 El gas utilizado para la preparación de alimentos se puede ahorrar si tomamos algunos sencillos cuidados y de ellos hacemos hábitos.

Al ser un producto derivado del petróleo, el gas es nocivo para medio ambiente. Si vamos a adquirir una cocina a gas, corroborar que sea de bajo consumo, un dato muy importante para economizar este combustible. Una de las medidas más importantes para su ahorro es usar solamente las cantidades de agua necesarias para cocinar, así se reducen los tiempos, y bajar el fuego a mínimo una vez comenzada la ebullición. Al cocinar alimentos duros, como cereales y legumbres, remojarlos previamente para gastar menos tiempo y gas en su cocción; y al elegir usar el fuego o el horno, aprovechar el calor generado para cocinar todos los alimentos, así no tendremos que emplear ningún otro electrodoméstico, evitando gastos extra de energía..