Contaminación de las aguas continentales


11 Contaminación de las aguas continentales.

En los países industrializados, el líquido elemento contiene alarmantes proporciones de residuos urbanos (basuras, polvo, residuos orgánicos), agrícolas (fertilizantes y plaguicidas) e industriales (metales pesados, hidrocarburos, aceites, productos químicos), pese a que las aguas están tratadas y sometidas a estrictas normas legislativas. Pero el problema es mayor en los países en vías de desarrollo, donde las aguas, además de transportar elementos agroquímicos e industriales, contienen los derivados de las aguas residuales sin tratar, factor añadido que comporta graves problemas higiénicos y sanitarios.  Los detritos biológicos pueden extraerse del agua mediante la separación mecánica y la sedimentación realizada por las depuradoras y por medio de la descomposición bacteriológica.

En cambio, por su condición de elementos básicos, los compuestos de azufre y nitrógeno, que contaminan las aguas a través de la lluvia ácida, y las sustancias radioactivas son muy difíciles de eliminar. Otro aspecto preocupante es el incremento en las aguas de los detergentes que, al contener fosfatos, eutrofizan los ríos, es decir, incrementan la proporción de nutrientes, lo cual conlleva un crecimiento desmesurado de las algas de fitoplancton. Estos, al morir, alimentan las bacterias que mediante el oxígeno, descomponen su cuerpo. Por tanto, cuantas más algas, más bacterias, más oxígeno no consumido y menos oxígeno en las aguas.

En una palabra, la eutrofización supone la desaparición de los peces en dichas aguas a causa de la escasez de oxígeno en ellas.

.