Contaminación en la cocina: los procesos de preparación no reducen los tóxicos de los alimentos


11 Contaminación en la cocina: los procesos de preparación no reducen los tóxicos de los alimentos.

Desde hace mucho, una de las creencias más difundidas a la hora de preparar la comida de todos los días es que los alimentos crudos tienen mayor cantidad de contaminantes que los que pasan por algún proceso de cocción. Sin embargo, científicos de la Universitat Rovira i Virgili (URV), una casa de altos estudios de Tarragona comprobaron, tras una exhaustiva investigación, que ninguna técnica culinaria es capaz de alterar significativamente la presencia de sustancias tóxicas de los alimentos. El estudio analizó en detalle las formas de consumo de los alimentos más difundidos en Cataluña, como carnes, pescados, judías, patatas, arroz y aceite de oliva, comparando las composiciones químicas de los productos en crudo, a la plancha y, en algunos casos, fritos. Los resultados fueron sorprendentes: al contrario de lo que se pensaba, los niveles de sustancias tóxicas como arsénico, cadmio, percurio, plomo, furanos, dioxinas, bifenilos policlorados, éteres difenílicos policromados y hexaclorbenzeno, entre otras, no presentaron modificaciones notables después de someterse a los distintos procedimientos culinarios. Pero a no desesperar, porque según los expertos la cantidad de sustancias tóxicas en los alimentos no es lo suficientemente alta como para resultar alarmante.

Y concluyeron que maneras más eficaces para evitar exponernos a los tóxicos son variar las comidas y retirar la grasa de los alimentos antes de cocinarlos..