Control ecológico de plagas en España


11 Control ecológico de plagas en España. Es la plaga más extendida en los pinares de Castilla y León y para controlarla lo más común es usar productos químicos, como los inhibidores del crecimiento.

Hablamos de la procesionaria del pino o Thaumetopoea pityocampa, pero existen otros métodos de control, más naturales y menos dañinos para el ecosistema, que también resultarían efectivos. Durante la II Jornadas de Agricultura Ecológica que se realizan en el Centro de Formación Agraria de Viñalta, Palencia, técnicos de la Asociación de Propietarios Forestales de Valladolid (Astofa) han expuesto innovadoras formas para el control de la procesionaria del pino. Los métodos propuestos por uno de los técnicos de la Asociación, Miguel Rodríguez Blanco, son básicamente tres, uno de ellos es el uso de feromonas, otro está indicado al uso de avifauna predadora instalando cajas nido en los bosques y otros más elementales que hablan de extraer las orugas directamente con las manos. Con respecto al uso de feromonas, el técnico aclara que se encuentra “al límite” de los tratamientos naturales ya que en definitiva se trata de un compuesto químico, pero “son producidos por las mismas las orugas y por ello la mayoría de los expertos lo incluyen dentro del control biológico”, nos explica Rodríguez Blanco. “Se trata de fomentar que aniden especies de aves y también de murciélagos, que son efectivos para el control de la plaga”.

Nos explica el técnico cuando se refiere del método de control por cajas nido, y añade: “se trata de métodos mucho más naturales, se consigue un control de la plaga manteniendo el equilibrio natural. Muchas veces los pájaros no anidan porque no existen oquedades en los montes y, si les proporcionas el sitio para vivir, aumentando la biodiversidad fomentas que siga existiendo la predación y que la plaga esté más o menos controlada”. En Astofa  ya han iniciado el estudio para el control biológico de la plaga a diferencia de los tratamientos químicos.

Eso sí, nos aclara Miguel Rodríguez Blanco: “aún estamos en fase preliminar, viendo en qué zonas es más necesario actuar, determinando densidades de instalación de cajas nidos y de trampas de feromonas”.                 .