Cumbre de Copenhague, diferencias entre los países participantes


11 A pocos días de haberse iniciado la Cumbre de Copenhague, ya hay muestras claras de las dificultades que tienen los países participantes en llegar a un acuerdo favorable para la reducción de las emisiones de dióxido de carbono, encabezados por los Estados Unidos y China, que justamente son los países más contaminadores. Además, la suma económica propuesta por la Unión Europea para hacerle frente a la dramática situación ambiental que se vive en el planeta, y destinada al auxilio de los países más pobres, es considerada insuficiente.

Si bien será de gran ayuda en un plazo inmediato, no alcanzaría para llevar a cabo las metas propuestas hasta el año 2020. En este clima de incerteza e indefinición, los países menos favorecidos, que justamente son los más afectados por las consecuencias del cambio climático, están exigiendo de las nuevas economías emergentes metas de reducción de emisiones.

Así como los países industrializados, China, India y Brasil también deberían adaptarse. Como portavoz de los países emergentes, China, el gigante de Oriente, responsabiliza a los países industrializados por el calentamiento global. Aunque este país tiene posibilidades para enfrentar el cambio climático, y si bien reconoce su grado culpabilidad, considera que los causantes son los más ricos, y ellos tienen que tener las metas de reducción más altas. Así, estamos viendo cómo los países van acusándose unos a otros en lugar de tomar medidas efectivas lo más rápido posible.

Esperemos que hasta el próximo 18 de diciembre, día que termina la Cumbre, se llegue a un acuerdo favorable y efectivo para la reducción de las emisiones, porque las consecuencias del cambio climático ya están manifestándose y no hay tiempo que perder..