Descubren en Georgia evidencias del Homo erectus más antiguo


11 Descubren en Georgia evidencias del Homo erectus más antiguo. Según las teorías frecuentemente aceptadas por los antropólogos, el Homo erectus fue el primer homínido en emigrar de África, colonizando posteriormente Euroasia (continentes europeo y asiático), evolucionando luego para obtener una  capacidad cerebral mayor y en su capacidad para crear y utilizar herramientas. Bueno, el caso es que con lo descubierto recientemente al sur de Tbilisi (Georgia) esta teoría podría cancelarse, ya que un grupo de investigadores hallaron en la localidad de Dmasini (55 km al sur de la capital georgiana) restos de utensilios que acusan la presencia de esta especie hace 1,85 millones de años, es decir, centenares de miles de años antes de su presencia en el continente africano. El grupo internacional de científicos, en el que está incluido el profesor Oriol Oms del departamento de Geología de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), han demostrado que el Homo erectus ya se encontraba en Eurasia 70 mil años antes de lo que se pensaba hasta ahora, habitando continuamente el continente a los largo de todo ese tiempo. Los ejemplares de Homo Erectus más antiguos África tienen una antigüedad de 1,78 y 1,65 millones de años según los estudios, por lo tanto, este importante descubrimiento lo sitúa ahora en Eurasia entre 70.000 y 200.000 millones de años antes que en el continente africano. El hallazgo supone dos nuevas interpretaciones de la dispersión de los primeros homínidos.

La primera de ellas dice que esta especie se desarrolló en Eurasia a partir de un ancestro que hiso su éxodo desde África hace más de 1,85 millones de años.

La otra habla de que el Homo erectus, si bien se originó en el continente africano, posteriormente emigró a Eurasia permaneciendo allí un largo periodo de tiempo, para luego regresar otra vez a África. El profesor Oriol Oms  declara al respecto: “se trata de un enigma sin resolver sobre un aspecto clave de la evolución humana, ahora es necesario llevar a cabo más excavaciones para buscar restos más antiguos que decanten la balanza hacia una de las dos opciones” El trascendental descubrimiento será publicado esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) en su edición on-line PNAS Early Edition que es una preselección de los artículos que serán publicados posteriormente en la versión en papel de la célebre revista..