Después del desastre del Golfo de México, Obama permite que se busque petróleo a grandes profundidades


11 Después del desastre del Golfo de México, Obama permite que se busque petróleo a grandes profundidades.

Las petroleras no estaban nada contentas con la prohibición de las prospecciones petrolíferas a gran profundidad (alegan sufrir daños económicos), por lo que desde un principio han presionado a la Administración de Barack Obama. De esta manera, lograron que a un mes de sellado el pozo, el gobierno estadounidense levante su prohibición; esta medida fue tomada después del derrame de petróleo producido por la petrolera británica BP, el pasado 20 de abril, que provocó el mayor desastre ambiental de la historia (fueron vertidos 780 millones de litros de crudo). Según anunció el secretario de Interior, Ken Salazar, han hecho progresos significativos “para reducir los riesgos asociados con las perforaciones marinas a gran profundidad”; por lo que decidió que ya es “apropiado levantar la suspensión a todas las compañías que estén dispuestas a subir el listón de la seguridad”. Sin embargo, los grupos ecologistas se mostraron totalmente en desacuerdo con el levantamiento de la moratoria, debido a que aún no existe un informe claro acerca de las causas y los efectos del derrame de crudo en el Golfo de México. También han criticado duramente el informe dado por la Casa Blanca, el cual concluyó que tres cuartas partes del petróleo derramado fueron recuperadas o que, incluso, desaparecieron por la acción natural y por los dispersantes. Lo cierto es que el Golfo de México cuenta con 3.800 plataformas activas y más de 50.000 pozos de gas y petróleo.

Una de las amenazas de las petroleras, vino por parte de la propia BP, la cual dijo que no pagaría las compensaciones estipuladas de 20.000 millones de dólares si no se levantaba la prohibición. A partir de ahora, la Administración de Obama aseguró que las nuevas prospecciones petrolíferas estarán vigiladas por la Agencia de Gestión de la Energía en los Océanos; y que, de esta manera, se evitarán las conspiraciones que hubo en los últimos diez años entre la industria del petróleo y los órganos reguladores. Las nuevas prospecciones deberán cumplir con nuevas reglas de certificación de seguridad, ¿el objetivo? Mejorar los mecanismos preventivos, las respuestas de emergencia y la capacitación de los trabajadores..