Ecología en el hogar


11 Ecología en el hogar.

Como en casi todo, toda primera acción del ser humano debe empezar por casa.

Aunque estemos en consonancia con el ecologismo, a veces no nos damos cuenta que es en casa donde estamos aportando para mal cuidar al medio ambiente y a nuestra salud. Desde los insecticidas, que usamos para el jardín, hasta algunos artículos de limpieza, como la lavandina, limpiadores con amoníaco, desinfectantes con alcoholes. Todo depende de la cantidad que se usa y de cómo.

Por ejemplo, no mezclar productos, como la lavandina con el amoníaco, porque se corre riesgo de intoxicación. Otros productos que pueden estar en el hogar que contaminan, son: removedores de pintura (aguarrás, querosén), barnices, esmaltes sintéticos, etc.

También hay cosméticos, que tenemos en casa, que resultan malos para la ecología: el quitaesmalte con acetona, cremas con alta concentración de vitamina A. Algunas rutinas saludables, para nosotros y el ambiente, son: usar la mínima cantidad de productos de limpieza, y elegir recetas naturales menos agresivas: con agua, vinagre y jabón suave se puede limpiar todo el hogar. En caso de tener que pintar la casa, elegir usar pintura de látex a base de agua. En caso de que haya mosquitos, elegir eliminarlos a través del uso de sahumerios de citronella. Obviamente, controlar que no haya pérdida de agua en canillas, cañerías, etc.; y revisar las instalaciones de gas por personal matriculado..