Educación de niños en reciclaje


11 Sin dudas lo que se aprende de chico se hace mejor de grande, y en un mundo en plena crisis ambiental como en el que vivimos, inculcarle a los más pequeños el cuidado del medio y la costumbre de reciclar y no contaminar es casi una obligación para la población adulta. Hay muchos métodos para enseñarle a los niños a ser respetuosos con el mundo, pero la mejor manera es que aprendan jugando, de manera natural y divertida haciendo que se convierta en algo continuo, preparando actividades los fines de semana e incentivando día a día las buenas costumbres: cerrar el grifo, no tirar papelitos al suelo, etc.. Una buena idea es organizar tardes de juego, donde utilizaremos elementos recuperables en juguetes para que los chicos disfruten, por ejemplo una caja puede convertirse en un baúl de diversiones, fichitas con las tapas de las bebidas, naves con los tubos del papel higiénico, títeres con vasitos descartables, etc.. Por otra parte es importante enseñar dando el ejemplo, entonces los niños deben ver como nosotros también reciclamos a mayor escala, de manera conjunta se pueden juntar todos los elementos reciclables del hogar, como pilas, cartones, papeles, periódicos, botellas de vidrio, plásticos...e ir juntos al punto de reciclaje mas cercano para introducir cada cosa en su correspondiente contenedor, explicando de que se trata cada cosa, y por qué lo estamos haciendo. Por último podemos llevar el reciclaje diferenciado al propio hogar, colocando diferentes recipientes donde el niño pueda colocar los desechos a diario.

Entonces en uno pegaremos una imagen de un árbol y le explicaremos que allí van los papeles, cartones y cartulinas, en otro colocaremos la imagen de una botella y allí irán entonces todos los elementos de vidrio, mientras que el tercer recipiente estará destinado a los demás residuos. Lo ideal es que este aprendizaje continúe en la escuela, para que el niño dialogue con sus pares y aprenda junto a ellos la importancia de cuidar el planeta..