Efecto Invernadero, consecuencias del efecto invernadero


11 Efecto Invernadero, consecuencias del efecto invernadero.

Ahora te entregaremos un breve resumen acerca de las causas, efectos y lo que provoca el tan mencionado Efecto Invernadero. Lo primero que debes saber es que el clima de muestro planeta es variable.

A lo largo de los 4.600 millones de años de vida de la Tierra han existido fluctuaciones climáticas que han sido muy grandes. En algunas épocas, el clima ha sido más cálido y otras más frio y en algunas ocasiones estos cambios se han sucedido bruscamente. En los últimos 1,8 millones de años se han suscitado varias extensas glaciaciones alternándose con épocas de mejor clima, similar al actual.

A estas épocas se las conoce como interglaciaciones.

La diferencia de temperaturas medias en la Tierra entre una época glacial  y otra como la que vivimos actualmente es de sólo 5ºC a 6ºC. Lo importante de ese dato es que con diferencias tan pequeñas en la temperatura podemos pasar de una era en donde los casquetes polares prácticamente cubren el planeta, a una era como la actual. Es por eso que tenemos que tener presente que variaciones pequeñas en la temperatura del planeta, digamos 2ºC o 3ºC podrían originar transformaciones importantes y muy rápidas en el clima, afectado no sólo nuestro planeta, si no también nuestra forma de vida. Dentro de un invernadero la temperatura es más elevada que en el exterior debido a que entra más energía de la que sale, dada la estructura del invernadero, sin necesidad de que empleemos algún tipo de calefacción para calentarlo. Nuestro planeta simula un efecto similar de retención del calor gracias a algunos gases atmosféricos. La temperatura de la Tierra es aproximadamente 15ºC, pero si la atmósfera no existiera sería de -18ºC. Se conoce como efecto invernadero por similitud, ya que la acción física por la que se produce el fenómeno en completamente diferente a la que sucede en un invernadero de plantas. El efecto invernadero se produce porque la energía que provienen desde el sol, al venir e un cuerpo de muy elevada temperatura, está formada por ondas de frecuencias altas que penetran la atmósfera fácilmente.

La energía remitida hacia el exterior, desde nuestro planeta, al proceder de un cuerpo más frio, está formada por ondas de frecuencias bajas, y es absorbida por los gases de efecto invernadero. Esta retención de la energía provoca que la temperatura sea más alta, aunque es necesario que entiendas muy bien que, en definitiva, en condiciones normales, es proporcional la cantidad de energía que llega al planeta que la que este emite.

Si no fuera de esta manera, la temperatura de la Tierra habría ido en aumento constantemente, con consecuencias fatales para la vida. De forma muy simplificada, podríamos decir que el efecto invernadero lo que provoca es que la energía que llega a la Tierra sea “devuelta” más lentamente, por lo que es almacenada por más tiempo junto a la superficie y se esa manera se mantiene la temperatura controlada. En el último siglo la acumulación de anhídrido carbónico y otros gases invernadero en la atmósfera ha ido incrementándose constantemente debido a la actividad humana. A principios de siglo por la quema de grandes extensiones de masas de vegetación para ampliar las tierras de cultivo y en los últimos tiempos por el uso masivo de combustibles fósiles, como el petróleo, carbón y gas natural, para obtener energía y por los múltiples procesos industriales. La comunidad científica piensa que a mayor concentración de gases de efecto invernadero se producirá un incremento en la temperatura de la Tierra. De hecho, a partir de 1979, los científicos han comenzado a afirmar que un aumento del doble de la concentración de CO2 en la atmósfera significará un calentamiento promedio de entre 1,5 y 4,5 ºC. Estudios más recientes sugieren que el calentamiento se produciría más rápidamente sobre tierra firme que sobre los mares. De esa forma, al principio los océanos más fríos absorberían una gran parte del calor adicional retrasando el calentamiento de la atmósfera.

Sólo cuando los océanos lleguen a un nivel de equilibrio con los más altos niveles de CO2 se producirá el calentamiento final. Como consecuencia del retraso provocado por los océanos, los científicos no esperan que la Tierra se caliente todos los 1.5 - 4.5 ºC hasta hace poco previstos, incluso aunque el nivel de CO2 suba a más del doble y se añadan otros gases con efecto invernadero.

En la actualidad el IPCC predice un calentamiento de 1.0 a 3.5ºC para el año 2100. Los estudios más recientes indican que en los últimos años se ha producido un aumento de la temperatura media de la Tierra de algunas décimas de grado. Dada la enorme complejidad de los factores que afectan al clima es muy difícil saber si este ascenso de temperatura entra dentro de la variabilidad natural (debida a factores naturales) o si es provocada por aumento del efecto invernadero provocado por la actividad humana. No es posible predecir con gran seguridad lo que pasaría en las distintas regiones del planeta, pero es posible que los desiertos se hagan más cálidos pero no más húmedos, lo que tendría graves consecuencias en el Oriente Medio y en África donde el agua es escasa. Entre un tercio y la mitad de todos los glaciares del mundo y gran parte de los casquetes polares se derretirían, con consecuencias nefastas en el clima y provocando cientos de inundaciones. Grandes superficies costeras podrían desaparecer inundadas por las aguas que ascenderían de 0,5 a 2 m., según diferentes estimaciones.

Aproximadamente 118 millones de personas podrían ver inundados los lugares en los que viven por la subida de las aguas. Tierras agrícolas se convertirían en desiertos y, en general, se producirían grandes cambios en los ecosistemas terrestres.

Estos cambios supondrían un gran desequilibrio en nuestra sociedad, que en un tiempo relativamente breve tendría que hacer frente a muchas obras de contención del mar, emigraciones de millones de personas, cambios en los cultivos y otras consecuencias imprevisibles. A continuación te dejamos con un excelente video relacionado. .