El bambú contra el cambio climático


11 El bambú contra el cambio climático.

Se trata de una conclusión arrojada en la conferencia de la ONU sobre el cambio Climático, realizada en Cancún (México) -desde el 29 de noviembre hasta el 10 de diciembre-. Según la directora general de la Red Internacional del Bambú y Ratán (INBAR, siglas en inglés), Coosje Hoogendoom, el bambú “es un gran recurso para impulsar el desarrollo económico y se puede adquirir fácilmente en los países más pobres de África, Asia y Latinoamérica”. En principio, vale destacar las cualidades del bambú: es resistente (no necesita mucha agua, crece rápido y es muy fuerte) y económico.

Asimismo, tiene una alta capacidad de absorber dióxido de carbono, lo cual es vital para luchar contra el cambio climático. Según un modelo comparativo de INBAR, en una década, una hectárea de bambú mozo (una de las tantas especies que existe de bambú), en China “captura 30 toneladas de dióxido de carbono más que una plantación del mismo tamaño de abeto chino”. Además, tal es su resistencia y flexibilidad, que la fibra del bambú sirve para construir viviendas. Es así, que se convierte en un elemento que puede resistir desastres naturales, como terremotos y fuertes tormentas.

¿No es hora de comenzar a utilizarlo? En el mundo hay más de mil especies de bambú; de ellas, el 34% crece en Latinoamérica.

De hecho, son siete los países latinoamericanos que forman parte de la red INBAR: Argentina, Chile, Cuba, Panamá, Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú. No obstante, sólo en los últimos tres es más usado..