En el Mediterráneo, 30 millones de personas carecen de agua potable


11 Según un nuevo estudio realizado por WWF/Adena, la sequía, en el Mediterráneo, tiene serias consecuencias económicas y ambientales. La escasez de agua, junto con la disminución de las precipitaciones (producto del cambio climático) supone un importante desafío tanto a corto, como a mediano y largo plazo. Es por esto que la entidad ha desarrollado una serie de medidas con el fin de paliar los efectos de la sequía.

Algunos de los problemas asociados son el éxodo rural, el colapso de la agricultura y el fin del turismo. Resulta interesante destacar que se ha duplicado la superficie de regadío en los últimos 20 años, sector que es responsable del 75 % del consumo de agua en España. Referido: WWF/Adena.