Energía geotérmica, usos de la energía geotérmica


11 Energía geotérmica, usos de la energía geotérmica. En su definición más genérica y literal, la energía geotérmica es el calor interno de la Tierra.

En el subsuelo, bajo la tierra que pisamos, la temperatura aumenta conforme la profundidad, es decir, existe un flujo de calor proveniente desde el interior de la tierra hacia el exterior.

Esto es consecuencia de su estructura interna. Sin embargo, en determinados puntos del planeta, el flujo de calor es anormalmente elevado, llegando a alcanzar temperaturas de entre 15 y 30º C cada 100 metros, por lo que ha profundidades de 1,5 a 2 kilómetros, se pueden encontrar temperaturas de 200 a 300 ºC. Por otra parte, en la mayoría de la extensión de nuestro planeta las temperaturas alcanzan los 3ºC cada cien metros, por lo que a una profundidad de 2 a 3 kilómetros, encontraremos temperaturas de 60 a 90º C. En las zonas con mayor temperatura, la energía geotérmica se manifiesta por medio de procesos geológicos como volcanes en sus fases póstumas; géiseres, y aguas termales. Bien, ya hemos definido, de manera muy resumida, qué es la energía geotérmica.

Ahora veamos de qué forma esta energía se extrae y se utiliza. Para extraer la energía geotérmica necesitamos que se presenten yacimientos de agua caliente cerca de las zonas en donde se realizará la extracción.

Seguidamente se perfora el suelo y se extrae el líquido, el cual se aprovecha para hacer funcionar turbinas; de esta manera convertimos la energía geotérmica en energía eléctrica. La energía geotérmica utilizada en este proceso, a través el agua, luego es devuelta al pozo mediante un proceso de inyección; de esa forma se vuelve a calentar y se esa forma sustenta la reserva. El mantener la reserva de forma continua, hace que este recurso se denomine renovable. Desde el año 1995 a la fecha se ha detectado un incremento en las reservas geotérmicas en el mundo. Además, la energía geotérmica posee un gran uso doméstico, uno de ellos está relacionado con la calefacción y obtención de agua caliente; estos procesos son llevados a cabo mediante un sistema de captación y una bomba de calor.

De la misma manera, también sirve para refrigerar, debido a que la energía geotérmica puede absorber el calor del ambiente a 40ºC y desplazarlos al subsuelo mediante le mismo sistema de captación. Por ejemplo, una instalación de esta clase, brinda a una casa con jardín un buen sistema de calefacción y un suministro de agua caliente de excelentes condiciones.

Si bien es cierto,  la obra de ingeniería para instalar este sistema tendría un precio elevado, el coste se amortizaría con el tiempo y a la vez significaría un ahorro mucho mayor que si utilizáramos una caldera tradicional. Otro uso de este tipo de energía es en balnearios. La energía geotérmica es la responsable de producir las aguas termales, las que poseen grandes beneficios para la salud. También es posible la extracción de minerales, los que se obtienen de los manantiales de azufre, sal común, amoniaco, metano y ácido sulfúrico. Además, los residuos de la energía geotérmica son ampliamente aprovechados en la agricultura y acuicultura. Dentro de las ventajas podemos destacar que es una fuente energética que evitaría la dependencia del exterior.

Los residuos que produce son mínimos y ocasionan menor impacto ambiental que los que originan el petróleo o el carbón, por ejemplo.

De hecho, no es raro encontrar plantas geotérmicas en medio de granjas de cereales o de bosques..