Energías renovables: los consumidores ayudan al desarrollo de nuevas tecnologías


11 Energías renovables: los consumidores ayudan al desarrollo de nuevas tecnologías.

Desarrollar nuevas maneras de producir energía limpia no está sólo en manos de especialistas, y para probarlo hay un número cada vez mayor de cooperativas -esparcidas en los más diversos rincones del globo- formadas por ciudadanos responsables y deseosos de mejorar la calidad de vida de su comunidad. Un ejemplo emblemático de este tipo de iniciativas es la cooperativa Ecopower, que surgió en Bélgica hace casi 20 años para ayudar a la instalación de centrales hidráulicas.

Hoy tiene más de 24.000 socios, un capital de alrededor de 13 millones de euros y produce más de 19.000 megavatios/hora de energía proveniente de fuentes renovables. Afrotunadamente no es el único caso exitoso: en países como España, Francia, Estados Unidos, Dinamarca, Argentina y Nicaragua, más ciudadanos están colaborando con todo tipo de proyectos eólicos, solares e hidráulicos, además de impulsar el desarrollo de nuevas formas de producir biodiésel. Este sentimiento de colectividad también se repite a la hora de instalar tecnología ecológica dentro de una comunidad. Como se trata de productos recientemente desarrollados, que suelen ser mucho más caros que los convencionales, los ciudadanos saben que si los adquiren en conjunto abaratarán los costos. Varias localidades norteamericanas han accedido a la instalación de paneles fotovoltaicos de esta manera: adquiriendo los productos entre varios vecinos, o creando cooperativas que incentiven y financien la sustitución de fuentes de energía provenientes de combustibles fósiles por tecnologías limpias..