España aprueba el Plan Especial de Suelo Rústico en Cantabria


11 España aprueba el Plan Especial de Suelo Rústico en Cantabria . Se ha aprobado el documento de referencia para la evaluación ambiental del Plan Especial de Suelo Rústico de Arnuero. El documento fue admitido por la Dirección General de Ordenación del Territorio y Evaluación Ambiental Urbanística del Gobierno de Cantabria y establece que el Informe de Sostenibilidad Ambiental (ISA) deberá incorporar un inventario y cartografía de los factores relacionados con la conservación de la naturaleza y el territorio. El documento en particular cita los Espacios Naturales Protegidos como el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel; los que pertenecen a la Red Natura 2000 “LIC Marismas de Santoña, Victoria y Joyel”, LIC “Costa Central y Ría de Ajo”, ZEPA “Marismas de Santoña, Victoria, Joyel y Ría de Ajo”, además de aquellas zonas en las que surjan especies de fauna, flora o hábitats que sean de especial interés o protegidos por la legislación actual. Además,  y con el fin de otorgar información relevante  respecto  al impacto y contenidos del Plan que permitan identificar las actuaciones con incidencia ambiental, será incorporada una justificación de la calificación de suelo rústico de protección ordinaria de grandes extensiones de suelo en el núcleo de Arnuero, Isla y en los Barrios de Las Pozas, San Pedro y San Pantaleón del núcleo Castillo. Por otra parte, también tendrán que ser justificados los cambios de uso y las acciones programadas en suelos de elevado valor agrológico y productivo, protegiendo así la alta capacidad agrológica de las tierras dada su escasez en el término municipal. También deberán justificarse las acciones en zonas que se caractericen  por su elevada fragilidad visual y valor paisajístico. El Informe de Sostenibilidad Ambiental deberá identificar, describir y valorar  los efectos significativos en el medio ambiente donde sea ejecutado el Plan, incluidos factores como la población y la salud humana, la fauna y la flora, la tierra y el suelo, el agua, el aire; así como los aspectos climáticos, el patrimonio cultural e histórico-artístico del paisaje y la interrelación entre estos factores. Para lograr esto, el equipo redactor se propone diseñar una matriz de impacto que contemple las acciones más relevantes del plan y los factores del medio que posiblemente sean afectados. Así mismo, el documento de referencia aprobado, establece que el Plan Especial, así como el Informe de Sostenibilidad Ambiental, deberán ser sometidos a información pública por  45 días, dando plazo para examinar ambos documentos y realizar alegaciones. El documento presentado también contiene el resultado de consultas realizadas previamente a administraciones, organismos y público interesado. Entre los consultados se encuentra la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

Ellos indican que las obras del Proyecto que está siendo sometido a Evaluación de Impacto Ambiental están siendo desarrolladas en la zona de dominio público y policía de cauces del río Campiazo, arroyos Trancones, Los Vados, sus afluentes y otros cauces de escasa entidad. Según la Confederación, el desarrollo de dicho Proyecto está produciendo impactos severos, tanto en el paisaje como en la calidad de las aguas. Por otra parte, la Dirección General de Desarrollo Rural emitió recientemente un informe en el que afirma que en el municipio de Arnuero la superficie de tierra de alto valor agrario equivale al 26% de su superficie agraria útil, al que  está dedicada actualmente a cultivos forrajeros y de huerta. Destaca la reconocida calidad de algunos productos autóctonos como el pimiento de Isla o el carico montañés, registrados como variedades de conservación en el catálogo nacional de variedades comerciales. También añade que la Memoria presentada no tiene en cuenta en el apartado de impactos ambientales el potencial desmedro a la potencialidad agraria del municipio, por lo que la Dirección General de Desarrollo Rural cree conveniente que el Informe de Sostenibilidad Ambiental considere también el impacto sobre estas tierras de alto valor agrario, destacando su potencialidad para la obtención de cultivos de calidad, que no sería posible en otro tipo de tierras..