España destruye su costa, lo asegura Greenpeace


11 España destruye su costa, lo asegura Greenpeace; a diario, arruina 7,7 hectáreas, según lo confirmó esta organización, en este informe: “Destrucción a Toda Costa 2010”.

Desde hace veinte años (1987-2005), este país viene descuidando a su costa. Pero, lejos de arreglar las cosas, en la última década este fenómeno se intensificó y se extendió hacia rincones conservados del litoral, como: la Región de Murcia, Almería, Huelva, Rías Baixas, Cantabria y Asturias. Es por ello que hoy, debido a la urbanización masiva, se sufren las consecuencias ambientales y la crisis económica, afirma la responsable de la campaña de Costas de Greenpeace, Pilar Marcos. Por su parte, el director de Greenpeace dijo que la agresión ha sido imparable en el último tiempo, pero “lo más grave es que esta tendencia continúa y los políticos se afanan en acabar con la única normativa que defiende el litoral”. La comunidad que más destruyó su litoral es Cataluña (39,6%), a ésta le siguen: Comunidad Valenciana (38,05%), Andalucía (25,89%), Cantabria (23,53%) y Murcia (22,08).

Estos datos, explicó Greenpeace, corresponden al Observatorio de la Sostenibilidad del Suelo de España, de 2005. Por otro lado, la organización ecológica reclama que se tomen medidas para terminar con la contaminación de las rías gallegas o la bahía de Algeciras. Por último, Greenpeace exige que se respeten las zonas protegidas y para ello se debe aplicar de forma profunda la Ley de Costas. La urbanización en España aumentó, entre 1990 y 2000, un 25,4%.

Por ejemplo, en 2006 se planificó construir 1,5 millones de viviendas en la costa; y, al año siguiente, unas 3 millones.

No obstante, todas esas viviendas no se vendieron, en 2008, la venta descendió un 30%, y en 2009 quedó un millón de viviendas sin vender (casi la mitad en la costa mediterránea). Relacionados: España líder mundial en energía termosolar Lanzarote, según la UNESCO podría dejar de ser Reserva de la Biosfera Banderas negras por la degradación en la costa española.