Estocolmo, la capital verde europea 2010


11 Estocolmo, la capital verde europea 2010.

Un merecido galardón ha sido otorgado por la Comisión Europea a la ciudad sueca, por los grandes esfuerzos e interés por el desarrollo sostenible y la preservación del medio ambiente. Los números de Estocolmo comprueban la diferencia que existe cuando gobernantes y ciudadanos están comprometidos en cuidar su biodiversidad y generar energía de manera sostenible, además de reducir notablemente las emisiones de carbono. La intención de la capital sueca por volverse una ciudad ecológica no es reciente; desde el año 1990 Estocolmo hace esfuerzos por reducir las emisiones: hasta ahora lo ha logrado en un 25%, y la promesa es que para el 2050 se dejen de consumir combustibles fósiles.   El tráfico es otro de los puntos más importantes de la gestión sueca: en veinte años se duplicó el número de personas que dejan sus coches en casa y se trasladan hacia sus trabajos en bicicleta o utilizando el transporte público.

Y aún para este año se espera que sólo haya coches ecológicos circulando por Estocolmo. El 95% de la población de Estocolmo vive a menos de 300 metros de alguna zona verde, y las ventajas de vivir en esa ciudad no paran por ahí: la cuidad cuenta con uno de los más avanzados sistemas de purificación del agua, de reciclado y de recolección de residuos. Relacionados: Masdar, la primera ciudad completamente ecológica del planeta Incheon: la eco-ciudad del fututo.