Focos de agua contaminada en España


11 Focos de agua contaminada en España.

Ya son varios los reclamos que se han sucedido respecto a peligrosos focos de agua contaminada en España.

Por una parte, el grupo medioambientalista “Ecologista en Acción” ha denunciado que es urgente la construcción de un filtro de seguridad en la entrada de un humedal que impida la entrada de agua contaminada, ante posibles vertidos a los ríos Cigüela y Guadiana. A principios de este mes, la organización ecologista presentó una denuncia por contaminación en las aguas que llegan a las Tablas, después de conocer un informe elaborado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas que alerta de los graves problemas de contaminación que sufre el humedal, recuperado recientemente gracias a los aportes hídricos de los últimos años. Según el informe, la contaminación proviene de vertidos de aguas residuales al Cigúela y Guardiana que tienen su origen en las localidades de Villarrubia de los Ojos y Daimiel. Una circunstancia que intentará esclarecer la Fiscalía.

Al respecto, Jesús Caballero Klink, máximo responsable de la Fiscalía, señala que la denuncia puede desprenderse "la presunta comisión de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente". Una vez recibido el informe, el representante de Ecologistas en Acción ante el Patronato Rector del Parque, Jesús Muñoz, solicitaba que cada administración haga autocrítica “y no espere a que vayan a investigarla”.

Seguido agrega: “pedimos no sólo que todas las responsabilidades del vertido queden claras sino también que se adopten soluciones técnicas eficaces. Existe un proyecto muy avanzado que nunca se ha llegado a ejecutar y que en el caso de existir no estaríamos hablando ahora del grave problema de contaminación que sufren las Tablas”. Por otra parte, olores pestilentes y aves muertas producto de las aguas contaminadas que muestras siete acuíferos de la comunidad de Madrid arruinados por la basura y la contaminación.

Son lagunas llenas de aceite, ríos con vertidos tóxicos y estanques abandonados que se encuentran tanto en zonas urbanas como en pleno campo. La última zona en registrar graves signos de contaminación son los dos estanques del Parque de las Cruces.

“en mayo iniciaron unas obras de limpieza. Comenzaron con el estaque pequeño echando toda la suciedad y desperdicios al grande a través de la presa que los comunica.

Paso por allí cada día, y no exagero, siempre hay algún pato muerto.

Al menos sesenta habrán fallecido desde mayo”, explica Graciano Fernández, vecino de la zona. El Ayuntamiento de Madrid reconoce haber encontrado patos muertos mientras se realizaban los trabajos, pero aclara que se trata de ejemplares salvajes que no son propiedad del Consistorio. Dichas aves fueron recogidas por el Seprona, que en estos momentos realiza los análisis pertinentes para esclarecer las causas de los fallecimientos. El desastre es evidente, pero no es el único en la región.

Hace dos años que la Comunidad planea limpiar y regenerar la laguna de Boca Alta (Arganda del Rey), un acuífero lleno de vertidos de aceite y gasóleo, pero todavía no se ha hecho nada.

"Es una trampa mortal, porque hasta allí se acercan animales que quedan atrapados en el aceite", nos dice María Ángeles Nieto, portavoz de Ecologistas en Acción. "También en Arganda hay una laguna solidificada que huele muchísimo a petróleo", comenta. Ecologistas en Acción, señala además una pequeña presa situada en el río Aulencia, entre Colmenarejo y Valdemorillo, donde los antiguos vertidos de una depuradora han formado unas peligrosas aguas movedizas. Diversos tramos del río Jarama y del Guadarrama también tienen este problema.

Por ejemplo, en este último la asociación Grama (Grupo de Acción para el Medio Ambiente) no solo denuncia el agua sucia que suelta la depuradora de Galapagar, también la zona de infraviviendas situada a orillas del río en Móstoles "donde se lanza basura y residuos tóxicos", asegura Beatriz Martín, portavoz de Grama. En el Jarama, destaca el polígono de Paracuellos.

"Aquí las empresas echan sus vertidos al agua sin ningún tipo de control", afirma Antonio Martínez, portavoz de Jarama Vivo. Y para terminar, debemos informar que en su último informe sobre zonas de baños, Ecologistas en Acción destaca 18 zonas naturales de la comunidad a las que acuden numerosos bañistas en verano y en las que no se vigila la calidad de sus aguas, recomendando evitar su uso. Entre ellas están el embalse de Riosequillo (Buitrago de Lozoya), el embalse de El Atazar, el río Madarquillos a su paso por Horcajo de la Sierra, el embalse de Pinilla del Valle, la Lancha del Yelmo de San Martín de Valdeiglesias y Puebla de la Sierra (río Jarama). .