Gibraltar incumple normas de cuidado medioambiental


11 Gibraltar incumple normas de cuidado medioambiental.

En la Bahía de Algeciras, perteneciente al Estrecho de Gibraltar, el ecosistema no está a salvo; se trata del lugar de Europa con mayor peligro de vertido de hidrocarburos y el cuarto en el mundo donde se realiza "bunkering", se llama así al trasvase de fuel de un barco a otro. Cada año pasan por esta bahía alrededor de 106.000 barcos, 5000 de ellos petroleros.

Según la fiscal de Medio Ambiente de Cádiz, Patricia Navarro: "Lo que tenemos aquí es una silenciosa marea negra de vertidos continuos y una situación endémica única". Durante los 10 últimos años muchisimos accidentes han tenido en la Bahía vertiendo inmensas cantidades de petróleo, por nombrar algunos "Grey Hunter" que ha vertido 100.000 toneladas de crudo, "Petrogen One", "Camponavía", "New Flame", entre otros. El Estrecho de Gibraltar se muestra totalmente inconsciente de los daños que sus acciones provocan en el ecosistema, actúa con total irresponsabilidad y existe tal irregularidad que ni siquiera puede culparse a los responsables de los daños ecológicos. La propia Navarro explica: "Muchas veces, ni siquiera nos enteramos de esos vertidos y, además, es muy difícil acreditar responsabilidades porque, en materia de contaminación, Gibraltar actúa con absoluta irresponsabilidad. Aquí, no funciona lo de que el que contamina paga.

Da la impresión de que todo vale". En Algeciras, los barcos obtienen un doble beneficio, obtienen el petróleo un 20 % menos que en puerto y, como no necesitan embarcar, se ahorran los gastos del impuesto portuario.

Además, buques que no reúnen las condiciones obligatorias para circular, se evitan los registros del puerto. Esto es Gibraltar, un lugar donde se pasa olímpicamente de las exigencias impuestas por la UE en cuanto a las leyes de navegación; una inmensa gasolinera flotante ubicada entre el Atlántico y el Mediterráneo. En los últimos años, además, el nivel de trasvasado en Algeciras ha aumentado considerablemente aumentando también los riesgos de sus vertidos. Según datos reflejados por Greenpeace en Gibraltar se transfieren dos terceras partes del crudo y el resto en aguas pertenecientes a los límites del territorio español. Según la normativa europea el bunkering no está prohibido, pero aquellos que se dediquen a comercial el petróleo de esta manera deben cumplir ciertas reglas establecidas por el organismo de la Unión Europea, sin embargo en Gibraltar parecen ignorar dichas normas y realizan estas prácticas sin la menor precaución y poniendo en peligro todo el ecosistema de la región. Pese a que las autoridades aseguran que han tomado "todas las medidas oportunas para prevenir cualquier accidente", el 12 de agosto de 2007, el New Flame y el petrolero Torm Gertrud chocaron en Punta Europa y el primero estuvo semisumergido hasta que finalmente se hundió el 11 de febrero (seis meses después). El New Flame perdió grandes cantidades de fuel (700 toneladas) que llegaron hasta las las playas de La Concha, Getares, El Rinconcillo y El Chicharral, la desembocadura del río Pícaro y parte del puerto de Algeciras.

Pese a ello el Gobierno del Peñón se negó a colaborar con la investigación española objetando que no era un daño considerable y finalmente debió cerrarse el caso. Las autoridades de Gibraltar, lejos de pensar detener el bunkering, proyectan habilitar una nueva zona para este fin y han elegido la zona perteneciente al Parque Natural del Estrecho, parece que el hecho de que en este espacio residan especies protegidas no es un obstáculo para ellos. Antonio Muñoz Secilla, perteneciente a la Asociación Verdemar expresa al respecto: "Como no tienen espacio para más buques y quieren aumentar su capacidad de suministro hasta llegar a las 400.000 toneladas, ahora pretenden construir un dique nuevo por el sistema holandés de ganarle espacio al mar". Gibraltar cuenta con 29.000 habitantes y 28.000 empresas y es uno de los territorios más ricos del mundo y el más productivo dentro de los dominios británicos..