Incendio en la localidad española de Ibiza


11 Incendio en la localidad española de Ibiza. Se trata de la mayor catástrofe natural que ha afectado a la isla menor de las Baleares.

El fuego, que ayer cumplió su tercer día de actividad y que mantiene a más de 500 personas trabajando activamente para su control, aún presenta dos grandes focos activos y amenaza con seguir. Durante la noche del jueves las llamas tomaron curso hacia más pinares y el humo y las cenizas que el gran incendio que afecta Sant Joan de Ibiza deja tras su paso,  han convertido a  algunos lugares de la paradisiaca isla en zonas que parecen sacadas del infierno. Las llamas también se han acercado peligrosamente a algunas zonas habitadas y aunque las autoridades declaran la situación estabilizada, las grandes humaredas dejan ver la intensidad y alcance de la catástrofe. La Unidad Militar de Emergencias (UME) está a la cabeza del operativo que ha incluido hasta 18 hidroaviones y helicópteros que desde el alba ya se movilizan por la zona afectada.

La UME también coordina las tareas preventivas que el Gobierno de Baleares ha dispuesto. En un comunicado las autoridades declaran: “el fuego sigue activo de manera discontinua en su perímetro, pero más estable”. El alcalde, Antoni Marí, se mostró muy afectado y calificó de “caótica y dramática” la situación.

Recordemos que en sólo nueve meses el municipio ha tenido que hacer frente a dos incendios de grandes proposiciones.

Por su parte la consejera del Interior, Pilar Costa, ha sido mucho más cauta en sus valoraciones. Declaró que la situación   se encuentra “un poco más estabilizada” y que la evolución del fuego está siempre supeditada a un posible cambio en el viento. Las labores de protección están centradas en poner freno a la acción del fuego hacia el área urbana de Sant Joan y las zonas turísticas de Portinatx y Cala Sant Vicent. Desde toda España han concurrido para controlar el siniestro: Militares de la UME (más de 300 fueron movilizados por la ministra de Defensa, Carmen Chacón, en  su visita de emergencia), bomberos y agentes forestales insulares, guardias civiles, policías locales, voluntarios de Protección civil, Emergencias y bomberos de la Generalitat de Cataluña.

Por su parte la Generlitat Valenciana confirió un avión contra incendios y el Ministerio de Medio Ambiente aumentó al doble su colaboración. Las líneas de fuego de hasta seis kilómetros de largo y en algunas zonas aisladas, han arrasado con 2000 hectáreas de pinares.

Un 3% de la superficie de Ibiza está quemada. La zona afectada albergaba centenares de casas rurales y chalés dispersos, los que en gran medida han sido abandonados por sus habitantes. Aproximadamente 1000 personas fueron evacuadas por precaución, más de 400 personas continúan sin energía eléctrica, aun tras la activación de grupos electrógenos que ahora suministran electricidad a un millar de personas, mientras decenas todavía no pueden utilizar sus teléfonos de red fija.

Todo esto sin contar las vidas de flora y fauna que han quedado consumidas por las llamas. Mientras tanto, con menos calor que en otros días y con un tenue viento que sopla desde el norte, el incendio continúa su siniestro avance..