Indígenas contra la instalación de nuevas represas en el Amazonas


11 La construcción del Complejo Hidroeléctrico del río Madera, uno de los proyectos que liderará la producción energética en América del Sur, está siendo ampliamente criticado por comunidades aborígenes de Brasil y Bolivia. Este año se comenzó con la construcción de las represas de Jirau y San Antonio, primera parte del complejo en territorio brasileño. Aunque el complejo se desarrollará en territorio del Brasil, el mismo generará consecuencias ambientales en Bolivia, según afirmó Jorge Molina, investigador de la UMSA. Los primeros resultados señalan que se producirá un taponamiento de los ríos y afluentes con sus consecuentes inundaciones, pérdidas severas de la diversidad biológica y de tierras de cultivo, y por lo tanto, desplazamiento de algunos pueblos originarios..