La caza de animales


11 La caza de animales.

Cada año mueren miles de animales víctimas de la caza no reglamentada y el comercio ilegal de especies salvajes. Existen varias modalidades de caza.

La caza menor de animales de pequeño tamaño tales, como la perdiz, la tórtola, el conejo, ciertas aves acuáticas y especies migratorias. Para ese tipo de caza el hombre utiliza otros animales: perros, hurones y aves rapaces.

El uso de perros es necesario prácticamente en todas las modalidades de caza, tanto menor como mayor. Otro tipo, es la cacería de animales salvajes con cepos.

Acto cruel e inhumano. Cuando el animal pisa esta trampa se disparan dos piezas que atrapan fuertemente una de sus patas de forma dolorosa, impidiendo que el animal pueda escapar.

Muchas veces quedan atrapados y a menudo pierden parte de su dentadura al roer y morder desesperadamente el metal de la trampa.

En otras ocasiones, de tanto empujar y forzar, para poder escapar del cepo, se  muerden la pata, hasta el punto de arrancársela. Lo más inhumano de esto, es que se maltratan a los animales, por pura diversión, deporte o para comercializar las pieles de muchos de ellos. ¿Sabías que para hacer un solo abrigo, se sacrifican 60 visones, 20 nutrias ó 20 zorros?¿Y que muchos de ellos sufren una agonía cruel y larga?. Existen otras formas de cazar animales, más crueles aún, como la caza de focas.

Estas especies han sufrido una grave presión durante años, debido a la explotación comercial a la que han sido sometidas por sus pieles, su carne y su grasa.

Cada año, tiene lugar la mayor carnicería mundial de mamíferos. Cientos de miles de focas, de entre 12 días y 12 meses de edad, mueren a golpes para que su preciada piel y su grasa  lleguen al mercado como productos de lujo, dietéticos o afrodisíacos..