La historia de Greenpeace, segunda parte


11 La historia de Greenpeace, segunda parte.

Como te conté en un post anterior, Greenpeace se originó a raíz de las protestas de un grupo de activistas para impedir la realización de pruebas nucleares en Amchitka, una isla ubicada en Alaska. Los participantes de la protesta, a bordo de una pequeña embarcación, no pudieron llegar a destino: fueron presos por la guardia costera de los Estados Unidos.

Aún así, la acción fue todo menos un fracaso, porque Greenpeace fue noticia en todos los diarios. Desde entonces la asociación ecologista no paró de crecer. En 1979, ocho años después, las oficinas de Greenpeace estaban presentes en ocho países, y pronto se convertiría en la ONG más famosa de todo el mundo, y una de las más influyentes. Greenpeace se destacó desde sus comienzos no sólo por combatir la destrucción del medio ambiente.

Además ofrece soluciones: hay muchos científicos en la asociación, que se encargan de desarrollar productos ecológicos.

Ejemplos son la creación de Greenfreeze, una nevera que no daña la capa de ozono y Smile, un coche altamente económico, además de ser impulsores de fuentes de energía limpias, como es el caso de la solar. Hoy Greenpeace cuenta con sedes en 42 países y más de tres millones de personas asociadas. La asociación no acepta donaciones de empresas, partidos políticos ni gobiernos; todo lo que recauda proviene de la ayuda voluntaria de personas y de la venta de más de 200 productos diferentes, fabricados de manera sostenible. Aquí, el enlace hacia la página oficial de Greenpeace. Relacionado: La historia de Greenpeace, primera parte.