Los nulos derechos de los animales en China


11 Los nulos derechos de los animales en China.

Las tradiciones no siempre son negativas, pero algunas sí, cuando se dañan especies, cuando se maltrata a seres vivos para el disfrute o el "bienestar". Así como sucede con las corridas de toros y las riñas de gallos, existen otras prácticas que es necesario mencionar a la hora de hablar de maltrato, en esta oportunidad mencionaremos a China, un país donde se utilizan animales y plantas para realizar medicamentos tradicionales o costumbres gastronómicas. Algunas de las costumbres culinarias de China afectan la existencia de otros seres vivos, algunos de ellos en peligro de extinción, y pese a que los propios habitantes del país afirman que comen "todo lo que tiene cuatro patas y no es una mesa, todo lo que vuela y no es un avión, y todo lo que nada y no es de metal", los organismos que deberían hacer algo para terminar con estas crueldades, miran a un costado. Las especies que se llevan la peor parte son las exóticas, pues son las más preciadas y también las que más se consumen; turistas de todo el mundo viajan a China para probar sus "deliciosos" platos y, quizás ignorándolo, aportan para que el exterminio crezca y crezca. Personas que han visitado este país aseguran que en las calles de muchas de sus ciudades es común encontrar garras de tigre, cuernos de antílope, caballitos de Mar y cuernos de rinoceronte, entre otros productos provenientes de animales. Sin embargo, una crueldad tremebunda es la que deben soportar los tiburones.

Son cogidos del agua, se les quitan las aletas y luego se los vuelve a echar al mar, pues el resto de su carne "no vale la pena", y allí se desangran hasta morir. El 99% de estos animales que son mutilados, perece poco después.

Todo esto, para ofrecer una comida que consiste en una sopa con aleta de tiburón.

Según investigaciones realizadas por Wild Aid, esta tradición se cobra la vida de 73 millones de tiburones al año. La excusa que utilizan los turistas para no permitir que estos hechos innegables les quiten el apetito, es: "Es todo mentira. Las ONG tienen que vivir de algo, y meterse con las costumbres chinas es una moda". El problema del pésimo manejo del medio ambiente, y del deterioro de los ecosistemas no sólo para subsistir, sino también para mantener costumbres ancestrales afecta a todo el mundo.

"La jungla de lugares como Borneo desaparece para satisfacer el hambre de madera del Gran Dragón, y las materias primas vuelan de Latinoamérica y África.

En la otra cara de la moneda, las marcas de lujo europeas hacen su agosto todos los meses en China". Algunas costumbres no son malas, otras sí. "Manjares" como la sopa de aleta de tiburón, antiguamente estaba reservada para el emperador, pero como ahora es un capricho que millones de personas pueden darse, la necesidad de devastar la ecología y exterminar especies se hace casi "inevitable". En lo que respecta a la medicina tradicional china, para la elaboración de medicamentos se utilizan alrededor de un millar de plantas y una treintena de especies animales, y pese a que su uso es ilegal, existe una gran demanda de estos remedios. El Parque de los Tigres de Guilin, en el centro-sur del país, es un complejo turístico, que cuenta con una enorme tienda donde se venden souvenires; en un rincón, hay un corral con una cantidad impresionante de tigres todos hacinados, esperando la muerte y que sus partes sean utilizadas para la realización de varias recetas medicinales o bebidas alcohólicas, cuyo prospecto pone "con huesos de animales exóticos". Lo peor de todo esto es que esta práctica no está considerada como ilegal, debido a que los animales mueren de forma "natural", si se puede llamar así a una muerte producto de la desnutrición, maltratos y condiciones sanitarias pésimas. En China los animales no tienen derechos, son para uso y disfrute de las personas, y si para realizar una fantástica comida hace falta cargarse una o todas las especies que sean necesarias, no se opondrán.

Grupos ecologistas luchan porque los gobiernos internacionales hagan algo al respecto, sin embargo al día de hoy, no se ven resultados alentadores. [gallery link="file" order="DESC" columns="2"].