Madrid y el objetivo de Kyoto


11 Según la Delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, "la ciudad de Madrid está notablemente más cerca que el conjunto de España del objetivo de Kyoto". Según ella afirma, esta ciudad ha sido capaz de contener el incremento de los gases de efecto invernadero entre 1990 y 2004, a un nivel apenas superior al 15 % es decir, 32 puntos menos que el resto de España que se situó en un 47%. Esto fue posible gracias a las medidas adoptadas por ejemplo, en la gestión de residuos y en la sustitución de más de 70.000 calderas domésticas de carbón. Debemos mencionar además, que una de las principales fuentes de emisión de gases de efecto invernadero es el transporte por carretera que en el caso de Madrid genera el 91, 4 % de las emisiones de dióxido de carbono (CO2). Para combatir este problema, Madrid apuesta al transporte público, ya que reduce notablemente la circulación de vehículos..