Móviles podrían causar cáncer


11 Móviles podrían causar cáncer. Luego de una semana reunida en París, la Agencia Internacional para la Investigación sobre Cáncer (IARC) ha concluido que el uso de  móviles podría ser carcinogénico. La IARC ha sembrado la incertidumbre, ya que ni dice tajantemente que su uso causa cáncer, ni lo niega; además las investigaciones no establecen parámetros de tiempo de uso para que no sea nocivo, ni entregan consejos específicos sobre ello. Es más, por una parte apelan a que los móviles deberían cambiar de clasificación (de una escala de cinco niveles, subir a escala 2b; precisamente en la mitad de ella) y por otra parte declaran que según las investigaciones  “no está claramente establecido que de hecho aumente el cáncer".  Y agregan “que hay reducida evidencia de carcinogenicidad en humanos, pero suficiente en animales de experimentación". Hasta ahora la IARC dice que en algunos ensayos, particularmente los hechos a Interphone, realizados en Centroeuropa,  se han constatado un aumento en gliomas (tipo de tumor cerebral muy poco frecuente), que “se puede atribuir” al uso de los móviles, pero enseguida agregan que “hay que seguir investigando”. Sin embargo las declaraciones de la IARC no tienen precedentes, es primera vez que un grupo de expertos de la OMS  dice algo sobre estas emisiones.

Lo más cercano a estas declaraciones era que no existían estudios concluyentes.

Aunque hay que reconocer que luego de lo declarado posteriormente la situación sigue más o menos igual: "es posible que variemos la clasificación en cuanto haya nuevas evidencias", expresó uno de los expertos. Y la tibia posición de los expertos la reafirma Christopher Wild, director del IARC. En la teleconferencia posterior al anuncio la recomendación fue que “debe ser el consumidor el que decida” qué uso le dará al móvil desde ahora. Luego agregaron: "Nosotros no hacemos recomendaciones; solo revisamos informes científicos".

A pesar de su vínculo con la OMS, dejaron en manos de ese organismo la decisión. Las ambiguas declaraciones de los expertos por lo menos nos dejan una cosa clara: las antenas de los tejados quedan excluidas del riesgo, gracias a que sus emisiones "son varias magnitudes inferiores", dijeron..