Osos polares, víctimas de la contaminación industrial


11 Osos polares, víctimas de la contaminación industrial.

El derretimiento de los hielos no es el único inconveniente que perjudica la supervivencia de los osos polares: según una investigación llevada a cabo por científicos noruegos, son los animales más afectados por la exposición a las toxinas y otras sustancias químicas. ¿Cómo se origina este grave problema? A partir de la contaminación industrial y agrícola de los países desarrollados de Europa, América del Norte y Asia.

Las sustancias tóxicas se liberan en el agua y en el aire, y las corrientes marinas y atmosféricas se encargan de trasladarlas hacia el Ártico. De acuerdo a los resultados obtenidos por los profesionales de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU, en inglés), una vez que las sustancias llegan al hábitat de los osos polares comienza un irreversible proceso de magnificación. Así llaman a la acumulación gradual y progresiva de sustancias tóxicas a lo largo de todos los eslabones de la cadena alimentaria. Es decir, si las partículas tóxicas que acumula un pequeño animal están muy fragmentadas -lo cual equivale a un bajo índice de contaminación- no se puede decir lo mismo para animales de gran porte como los osos polares, que están en el tope de la cadena y asimilan concentraciones mucho más altas de toxinas como el policloruro de bifenilo y el mercurio. Estas sustancias son altamente dañinas: perjudican el sistema nervioso, el desarrollo y la reproducción de los osos polares y también de ballenas, focas, leones marinos, morsas y otros animales fuertemente afectados por la contaminación del Ártico..