Otra Pequeña Edad de Hielo sería posible


11 Otra Pequeña Edad de Hielo sería posible. La situación en la que se encuentra el Sol actualmente es muy similar a la que se produjo en 1645, cuando el astro rey tuvo una baja significativa en su actividad durante 70 años provocando una baja importante en las temperaturas del planeta, entre otros efectos.

Ese periodo es conocido como  la “Pequeña Edad de Hielo”. El Sol dará inicio a un nuevo ciclo de baja actividad, señalan científicos del Nacional Solar Observatory (NSO) y el Air Force Research Laboratoy (AFRL). Los investigadores han llegado a esta conclusión luego de bastos análisis a la estrella y  al detectar un descenso en las manchas solares de la superficie y una baja en la actividad cerca de los polos, lo que establece un descenso de su actividad, incluso, dicen los científicos, podríamos esperar “una hibernación del Sol” para el ciclo solar que se inicia en los próximos 11 años.

  Científicos de la NASA ya habían anunciado este riesgo a comienzos de año luego de que uno de sus equipos científicos estableciera que el Sol ha descendido su actividad en los últimos tres años. Richard Fisher, científico de la NASA, comenta en ese sentido que se ha dado cuenta que el ciclo solar, que dura aproximadamente 11 años, tiene periodos naturales de baja actividad, no obstante, señala que esta baja en la actividad esta vez ha sido “históricamente lenta” y está demorando “más de lo habitual”. Los expertos dicen que el principal síntoma de esta nueva etapa del Sol se evidencia en la falta de carga magnética en sus polos. De esa manera, el experto de la AFRL Richard Altrock, nos explica que si los polos permanecen sin generar carga, el Sol que se inicia "irá perdiendo cada vez más fuerza durante el ciclo pudiendo, incluso, llegar a frenar su actividad casi completamente". Su ciclo número 24 vive el Sol actualmente.

Estos se establecen desde que los astrofísicos comenzaron a hacer una compilación de los fenómenos solares (desde la mitad del siglo XVIII). Altrock declara que según los estudios el periodo comenzó tarde y lento y, "parece que no podrá remontar.

Si estamos en lo correcto, esta situación afectaría desde la exploración del espacio hasta al clima terrestre". El actual estado de nuestro Sol es comparado por los científicos con lo vivido durante el periodo 1645 – 1715, en el que la actividad del astro fue sumamente baja, provocando que las manchas solares desaparecieran de su superficie durante años. Estas etapas son conocidas por los expertos como “El Mínimo de Maunder” y durante ese periodo, en la Tierra provocó frías temperaturas..