Pakistán: sumergido en uno de los peores desastres ambientales


11 Pakistán: sumergido en uno de los peores desastres ambientales.

La última temporada de lluvias en el país asiático provocó inundaciones en una quinta parte de su territorio, y el número de personas afectadas por la catástrofe ya es superior a los 20 millones.

Aunque las donaciones provenientes de todos los lugares del mundo están ayudando a subsanar los daños, el riesgo de propagación de enfermedades y epidemias es inminente. Esto se debe a que el país está sumido en la más extrema pobreza; gran parte de la población de Pakistán no tiene dónde vivir y no cuenta con suministro de agua potable ni alimentos. Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la ayuda internacional brindada hasta ahora es insuficiente para enfrentar la situación que atraviesa el país. Las precarias condiciones de higiene presentes en Pakistán están haciendo aumentar los casos de fiebre y diarrea entre las víctimas de la catástrofe, además de la creciente amenaza de enfermedades como malaria y dengue.

Graves problemas para el frágil gobierno de un país acechado por el terrorismo y la presencia de fundamentalistas. Hasta ahora, el desastre ambiental se llevó la vida de cerca de 1.400 personas y destruyó más de 893.000 viviendas.

La situación ha empeorado día tras día: el número de ríos desbordados creció, inundando más zonas y aumentando el número de víctimas. Por ahora, una sola buena noticia: según el servicio meteorológico del país, no se esperan lluvias en las regiones afectadas por un período mínimo de una semana, lo cual podrá ayudar a hacer descender el nivel del agua de ríos y represas. [gallery link="file" columns="2"] .