Peores desastres naturales de 2010


11 Peores desastres naturales de 2010.

Decididamente, fue el peor año para el medio ambiente.

Terremotos, erupción de volcanes, inundaciones, etc., dejaron millones de muertos, miles de damnificados y grandes pérdidas económicas. Los países que sufrieron estos desastres naturales fueron Haití, Chile, China, Islandia, Filipinas, Pakistán, Brasil, Colombia y México. Según los expertos, no se tratan de hechos aislados, sino de la continuación de una tendencia.

Esto sugiere que hay que tomar recaudos cuanto antes, ya que más desastres naturales podrían ocurrir el próximo año. De acuerdo a datos del Servicio Geológico de Estados Unidos, este fue un año de mayor intensidad sísmica de las últimas décadas: ocurrieron veinte terremotos de siete o más en la escala de Richter; los cuales son considerados los más poderosos sucedidos desde 1970. Se encuentra en segundo lugar de las lista de los peores desastres de 2010, las inundaciones ocurridas en Pakistán (que fueron las más destructivas de las sucedidas en el país).

Asimismo, se suman las ocurridas en América Latina, Colombia, México, Venezuela. Las inundaciones dejaron más de 1.600 muertes; pero, además, un alto impacto en la agricultura y la infraestructura, lo que llevará años en ser reconstruidas. A todo esto se suman fenómenos naturales inusitados, como la grave ola de calor sufrida en Rusia (tuvo temperaturas de hasta 43,8°C) y los fuertes temporales invernales de Europa y Estados Unidos. Aquí te dejamos una reseña de los desastres naturales que Ecologismo te contó a primera hora: Terremoto en Haití: el 12 de enero de 2010, este país de América Latina sufrió el peor terremoto, quedando el país en ruinas y dejando miles de muertos y de damnificados. El sismo tuvo una magnitud de 7,0 grados en la escala de Richter y se generó a una profundidad de diez kilómetros.

Aún el país, sumergido en graves problemas sociales y económicos, está tratando de recuperarse. Terremoto de Chile: el mismo, de una escala de 8,8 grados en la escala de Richter, destruyó varias ciudades del país.

Asimismo, provocó una fuerte alerta de tsunamis en los países de la costa del Océano Pacífico. Terremoto en China: sucedió en la provincia de Qinghai, dejando 400 muertos. Un fuerte sismo de 7,1 grados en la escala de Richter provocó, además, unos 10.000 heridos y la destrucción del 85% de las viviendas. Temporal en Río de Janeiro: Fuertes lluvias y unos vientos de hasta 70 kilómetros por hora provocaron que la ciudad quede inundada; y, por ende, la muerte de unas 150 personas. Tsunami en Indonesia: murieron unas cien personas y hubo más de 500 desaparecidos.

Además, fueron destruidos unos diez pueblos de las islas Mentawai (frente a las costas de la isla de Sumatra, a 150 kilómetros), la mayoría situados en las islas Pagai Selatan (del sur) y Pagai Utara (norte).

El tsunami fue provocado por un terremoto de 7,5 grados en la escala de Richter. Por otro lado, en una año de gran actividad volcánica, sobresalieron: la erupción del volcán Merapi, en Indonesia, el cual mató a 141 personas; y el alerta, en Guatemala, por erupción del volcán El Pacaya, el cual generó tres muertes y un gran susto: se cerró el aeropuerto internacional La Aurora y se desalojaron miles de personas. Por último, en Islandia la erupción del volcán Eyjafallajokull alertó al país, por el que varios aeropuertos de Europa debieron ser cerrados..