Qué es la contaminación electromagnética


11 Qué es la contaminación electromagnética (también llamada electropolución): se trata de la producida por campos eléctricos o magnéticos, generados por la corriente eléctrica, transmisiones de radio y televisión, telefonía móvil, microondas, etc. Los científicos advierten sus posibles efectos en la salud, como ser: cefaleas, insomnio, cáncer, leucemia infantil, cambios genéticos, arritmias cardíacas, absorción de calor (aumento de temperatura corporal de al menos un grado). Las consecuencias de esta última, son similares a las generadas por un golpe de calor: incremento de la tensión sanguínea, vértigo, cansancio, desorientación, cefalea, náuseas y, en casos extremos (intensidad de potencia mayor a 1000W/m2), cataratas, quemaduras y esterilidad. El organismo del ser humano posee una estructura que funciona por la acción de corrientes eléctricas y magnéticas muy débiles; es por este motivo que los campos electromagnéticos de origen artificial pueden llegar a provocar, a mediano y largo plazo, graves enfermedades. A tener en cuenta que la contaminación electromagnética es más peligrosa por la noche, cuando el cuerpo está en reposo y, por ende, más vulnerable.

Los efectos en la salud están relacionados con la potencia de emisión recibida y con la duración de dicha exposición; por lo que la única manera de prevenir es manteniendo una distancia adecuada. Además, de la contaminación de agua, aire y suelo, se suma este inconveniente para la salud del planeta y la nuestra; la cual se debe al gran desarrollo de aparatos eléctricos y de las comunicaciones. Los campos electromagnéticos de baja frecuencia (50 Hz) se generan alrededor de cualquier equipo eléctrico en funcionamiento: transformadores (o electrodomésticos que los incorporen), motores y equipos electrónicos (TV, ordenadores, equipos de música, etc.). Sin embargo, son éstas las fuentes que tienen un importante papel en la electropolución: Los tendidos de alta y media tensión, cuyo alcance es variable y sus efectos pueden ser perjudiciales para la salud. Las emisoras de radio, TV y las estaciones base de telefonía móvil: aunque los campos electromagnéticos que producen son pequeños, cerca de las antenas emisoras (dependiendo de su potencia y frecuencia) se pueden alcanzar niveles de densidad de potencia y campo eléctrico que perjudiquen la salud. Por último, los electrodomésticos y las instalaciones eléctricas caseras, aunque hay que tener en cuenta que es más peligroso en caso de que los electrodomésticos no dispongan de las adecuadas medidas de seguridad (microondas, calefactores, etc.) o de que las instalaciones eléctricas no posean una correcta toma de tierra. Debido a que todas las poblaciones del mundo están expuestas, en mayor o menor grado, a CEM (campos electromagnéticos) -y mientras siga avanzando la tecnología el grado de exposición continuará creciendo-, nació el proyecto CEM, auspiciado por la Organización Mundial de la Salud. Los objetivos del proyecto son: “dar una respuesta a las inquietudes que ocasionan los posibles efectos sanitarios de la exposición a los CEM, evaluar las publicaciones científicas y elaborar informes de actualidad sobre los efectos sanitarios, descubrir aspectos insuficientemente conocidos en los que una investigación más a fondo permitiría evaluar mejor los riesgos, alentar la creación de programas de investigación especializados y de alta calidad…”, etc. Relacionados: ¿Qué es la contaminación tecnológica? Contaminación radioactiva Consecuencias de la contaminación del suelo.