Reciclaje casero de papel


11 El papel reciclado casero es sin duda uno de los principales y más posibles medios de reciclado que se encuentra a nuestro alcance. Muchas veces en la escuela misma aprendemos como realizarlo, pero con el paso del tiempo, terminamos por olvidarnos de su funcionalidad y su método de realización. A continuación te detallaremos paso a paso como reciclar papel en unos sencillos pasos: Materiales - Agua - Papel (no importa el tipo, cuanto más variedades allá, más vistoso será el resultado) - Batidora (puede ser una licuadora a mano, es para mezclar el papel con el agua) - Recipiente (donde pondremos la mezcla, de plástico o madera) - Bastidor (debe de caber en el recipiente y ser de la contextura del papel deseado) - Prensa (en caso de querer conseguir las hojas más planas) - Tela de algodón (más grande que el bastidor) Reciclado: Primero debemos de cortar los papeles en trozos muy pequeños, y dejarlos en remojo durante una o dos horas, el papel verás que comienza a volverse pastoso.

Cuanto más caliente esté el agua en donde lo dejemos, menos tiempo debemos esperar para su disolución.

Un consejo importante, si usas papeles de colores, ve renovando el agua; de otra manera el papel tomará el color de la tinta y no tendremos el resultado deseado. Ahora deberás de triturar el resultado con una batidora, de modo que consigas una contextura cremosa y suave en la masa. Puedes hacerlo por partes para asegurarte que la masa es completamente homogénea. El paso siguiente es verter toda la masa en el recipiente y asegurarnos que no se encuentre muy espesa (colocar más agua en ese caso).

Luego coloca el bastidor en el recipiente dejando que la masa complete todo su espesor. Quita el bastidor del recipiente con mucho cuidado, dejando que el agua se escurra por completo.

Verás como poco a poco el papel comienza a solidificarse por la falta de la misma. Una vez que tengas el papel armado, vuélcalo en una tela muy suavemente y envuélvelo en ella. Ahora quedará que se seque por completo; para hacer una mejor presión y una superficie aún más lisa, puedes colocar libros ejerciendo presión sobre la tela o incluido planchar la misma a baja temperatura. Una vez que el papel se encuentre completamente seco (el proceso normalmente puede llevar de 10 a 15 horas), lentamente comienza a desenvolver la tela y asegurarte que el papel no se encuentre pegado en ella.

En ese caso utiliza una espátula para evitar que se rompa. De esta manera, podrás enseñarles a todos tus conocidos para que una vez por semana puedan reciclar todo el papel que quieran y volver a darle uso sin problema..