Reciclaje de ordenadores


11 Debido al continuo crecimiento de ofertas en el mercado lo cierto es que los ordenadores y otros aparatos informáticos se convierten en producto de desecho en un plazo no mayor de 4 años, representando toneladas de residuos de elementos tóxicos, como plomo, cadmio y plástico al año, por cada país. Si bien la realidad es que la gran mayoría de estos elementos obsoletos son acumulados en los propios hogares u olvidados en fábricas de almacenamiento, lo cierto es que es posible su reciclaje, para evitar toda la contaminación que representan y además proponer la reutilización de esos elementos en nuevos productos. Muchos no saben que el 97% de los componentes de un ordenador pueden ser utilizados como piezas de repuesto en otros que estén en uso o fundirse para chatarra.

Otro de los métodos de reciclaje de material informático consiste en dividir por completo el producto en cada una de sus piezas, arreglarlas si es que no funcionan y utilizarlas en la construcción de un nuevo ordenador. Así entonces los elementos restantes, como vidrios, plástico, metales y mercurio pueden ser destinados a fabricas especiales que mediante un proceso de trituración, se concentran, califican y recuperan, obteniendo cantidades de aluminio, hierro, concentrados de cobre y plásticos que pueden volver a utilizarse..