Reciclaje de residuos orgánicos


11 Reciclaje de residuos orgánicos.

Como hemos visto anteriormente la basura orgánica es toda la que proviene de los seres vivos, de origen animal o vegetal: restos de alimentos, hojas, semillas, sobrantes de carne y huesos, madera y cáscaras de huevos son algunos ejemplos. Es importante aprender a desechar correctamente los residuos orgánicos, porque este tipo de basura puede reciclarse y dar origen al compost, un excelente abono orgánico para las plantas por su abundancia en nutrientes. Estos residuos se pueden colocar en recipientes con tapa, mezclándolos varias veces durante el tiempo necesario para su completa degradación.

Aprende cómo hacer compost y estarás contribuyendo con el planeta: así se enriquecen el sustrato y los cultivos, se evita enviar más basura que la necesaria a los basurales y se ahorra energía. Cuando la basura orgánica se desecha de manera incorrecta genera mal olor y puede atraer a insectos y roedores - tal como ocurre en los basurales a cielo abierto - favoreciendo la aparición de enfermedades y contaminación. Los residuos orgánicos también son una importante fuente de generación de metano; aunque se trata de un gas tóxico para la atmósfera, se puede destinar a la producción de combustibles como el biogás. ¿Cómo podemos ayudar al reciclaje de basura orgánica? En primer lugar, clasificando nuestros residuos según su origen, separándolos de los residuos inorgánicos. Así será mucho más corto el tiempo necesario para que los materiales sean recuperados por la naturaleza, y menor el daño ambiental. Relacionados: Tipos de basura Cómo es la cadena del reciclado.