Reciclaje de residuos plásticos


11 Reciclaje de residuos plásticos, una tarea fundamental para preservar al medio ambiente de los daños producidos por un material que tarda muchísimos años hasta su completa degradación. El plástico está compuesto por resinas sintéticas, que pueden ser de siete tipos diferentes, y para reciclarlo el primer paso es separarlo de acuerdo a su clasificación.

Este paso es fundamental para el reciclaje, proceso cuyos elevados costos han sido un obstáculo para que se implemente a mayor escala. Reciclar los residuos plásticos consiste en convertirlos en nueva materia prima lista para volver a la producción de los más distintos objetos.

No todos los plásticos pueden reciclarse, sólo los llamados termoplásticos: polietileno tereftalato (PET), polietileno de alta densidad (PEAD), polietileno de baja densidad (PEBD), polipropileno (PP), poliestierno (PS) y cloruro de polivinilo (PVC). El PET es uno de los plásticos aptos para el reciclaje más conocidos. Corresponde al que se utiliza ampliamente en la fabricación de botellas plásticas de refrescos, aguas, bebidas gaseosas y aceites.

Es altamente contaminante para el medio ambiente si se descarta directamente en la naturaleza, motivo por el cual resulta tan importante adquirir el hábito de separarlo - así como los demás plásticos - entre otros tipos de basura. Es en el hogar donde se comienzan a reciclar los residuos plásticos: clasificar nuestra basura permite que los materiales aptos para el reciclaje puedan ser enviados a los centros encargados para esta tarea.

Allí se separarán según su tipo, y se comenzará el proceso de convertirlos nuevamente material listo para la fabricación de nuevos objetos. Relacionados: Cómo es la cadena del reciclado El reciclaje en 3 pasos.