Reciclaje de teléfonos móviles


11 Reciclaje de teléfonos móviles.

El reciclaje implica la generación de un menor volumen de tecno basura, los móviles tienen componentes internos altamente contaminantes, con lo cual su reciclaje repercute directamente en una mejoría de la salud medioambiental. Los teléfonos que aun funcionan son reaprovechados y enviados a África, donde se distribuyen, a través de asociaciones locales entre los habitantes de pueblos donde no llega ni hay previsión de que llegue la línea telefónica. Más del 90% de los componentes de un móvil son reutilizables, el 58% es plástico, el 17% vidrio, y el 25%, metales como hierro, cobre, plata e incluso oro.

Las baterías son los elementos más contaminantes porque contienen elementos como el cadmio, el litio y metal hidruro. El material más preciado es el coltán, un metal capaz de soportar una alta carga eléctrica que se utiliza en todo tipo de aparatos electrónicos y permite que las baterías duren más. Su producción se concentra en un 80% en África y la gran demanda de este material provocó que se disparara su precio. En la actualidad existen organizaciones como el Instituto Jane Goodall o la empresa Zonzoo quienes han ideado nuevos sistemas para ayudar a reciclar los teléfonos móviles antiguos.

Para la asociación, en ningún caso reciclar significa reutilizar o desviar el dispositivo hacia segundos mercados, al final de su vida útil el impacto medioambiental se multiplica. El reciclaje de residuos electrónicos tiene como objetivo la reutilización de los materiales susceptibles de ello en cualquier dispositivo y el reciclaje con criterios de sostenibilidad del resto de los componentes del mismo. El reciclaje de batería permite recuperar níquel, hierro, cobre y aluminio entre otras cosas que pueden transforamarse  en variedad de productos: nuevas baterías, acero inoxidable, altavoces, etc. Los componentes electrónicos incluyen pantalla LCD, cámara, tarjeta electrónica,  donde el material que se puede recuperar metales preciosos que son: oro, plata, paladio, etc; son transformados en joyas, aplicaciones medicas, dentales, etc. Relacionados: Reciclaje de residuos orgánicos Reciclaje de residuos plásticos.