Reciclaje en vacaciones


11 Reciclaje en vacaciones.

Durante las vacaciones somos más los miembros de la familia que permanecemos en él, por lo tanto, también generamos más basura, por eso es fundamental que durante esta época procures establecer un plan especial para el reciclaje de tus desechos. Aprovechemos el tiempo libre para enseñar a los más pequeños la correcta separación de los residuos, de esa forma contribuiremos a una adecuada gestión de los mismos. Aunque apliquemos la estrategia de las 3 R´s (reducir, reutilizar y reciclar), existen materiales que no podemos reutilizar o reciclar en casa, sino que dependemos de una gestión externa que puede hacerse mucho más sencilla si logramos una separación de los residuos adecuada. Por sí mismos los plásticos, el papel, los metales y otros materiales usados tienen un valor interesante que puede ser aprovechado para nuevos procesos de producción.

Pero cuando aparecen mezclados con restos de comida, materiales no reciclables o residuos peligrosos este valor disminuye o simplemente desaparece, haciendo que materiales potencialmente valiosos se trasformen en un problema que llega a los vertederos. Para evitar que llegue a pasar esto es importante conocer cómo se realiza la gestión de los residuos en nuestros municipios, qué tipos de recogida existen, y cómo podemos colaborar con ellas. El servicio de recogida selectiva posee contenedores diferenciados por colores y en cada unos de ellos debes depositar diferentes desechos: Contenedor amarillo: en él deberás depositar sólo envases de plástico (Botellas y Envases de Productos Alimenticios y Detergentes, Bolsas, Tubos PVC, Laminas, Vasos, Revestimientos de Suelos y Cables, Tarjetas de Plástico, Aislantes de los Componentes Eléctricos, CD's, etc.) y envases tipo brik (de leche, zumos, etc). Contenedor verde: este contenedor está destinado a recoger solo envases de vidrio (Envases o Recipientes de Vidrio de Cualquier Tipo: Adornos, Botellas, Platos, Vasos; Ventanas, Puertas, Mesas, Cerámicas de Cualquier tipo, Espejos, etc.). Contenedor azul: en él se recogen todo tipo de cartón, bien plegados (Cajas de Embalajes, Cajas de Zapatos, etc.) y el papel de cualquier tipo (Revistas, Periódicos, Papel de Oficina, Papel para envolver, Papel Tapizado, Cartulinas de todo tipo, etc.). Contenedor gris: En este contenedor se dispondrá todo residuos de metal (Latas de Cervezas o Refrescos, Recipientes Enlatados, Tapas de Metal, Bolsas de Leche en Polvo, Papel Aluminio, Alambres, Envases de Aluminio, etc.) Contenedor naranja: En este contenedor se debe depositar todo aquel residuo orgánico (Desechos de Frutas, Verduras, Comidas, Grama y Plantas, Poda de Árboles, Servilletas, Papel Absorbente, Papel Higiénico, Hojas Secas, etc.).