Residuos nocivos: pilas


11 Residuos nocivos: pilas.

Las pilas se consideran residuos nocivos, porque contienen metales pesados, especialmente mercurio, y estos pueden resultar perjudiciales para el medio ambiente.

También contienen diferentes metales en su composición, como el cadmio (pilas recargables),  el magnesio, níquel y cinc, que son muy nocivos para el ser humano. Durante su uso no tienen riesgos debido a su cápsula, que aísla su interior del medio ambiente, pero con el tiempo al encontrarse sometidos a factores ambientales como la humedad y el sol, su cápsula sufre un deterioro progresivo, hasta que se rompe y libera sustancias químicas. Pilas primarias: son las pilas comunes (AA, AAA, C, D), se aconseja que sean descartadas con los residuos domiciliarios, y no acumularlas. Pilas primarias tipo botón: aún representan un impacto ambiental significativo, como para disponerlas con los residuos domiciliarios. Pilas o baterías recargables: los fabricantes de baterías recargables, deben instalar puntos de recolección para gestionar sus productos una vez agotados. La exposición al níquel puede destruir los tejidos de las membranas nasales; los estudios sobre el metal cadmio lo hacen calificar como cancerígeno, y es causante de trastornos en el aparato digestivo..