Superficies blancas contra el calentamiento global


11 Estudios desarrollados en el marco del Global Cooling: Increasing World-wide Urban Albedos to Offset CO2, revelan que por cada 10 metros cuadrados de superficie blanca se compensaría una tonelada de CO2. Esto se basa en que los tejados blancos y las superficies refractarias invertirían los efectos del calentamiento global, teniendo cualidades refrigerantes  muy efectivos. El estudio revela que: "Si las 100 ciudades más grandes del mundo pintaran de blanco los tejados de sus edificios y cambiasen el pavimento por materiales más reflectantes -como cemento en lugar de asfalto- se produciría un efecto refrigerante a nivel global [...] que compensaría el calentamiento causado por el total de los gases causantes del "efecto invernadero" emitidos cada año por todos los países del mundo". Referido: Eco.microsiervos.