Tsunami: la fuerza del agua


11   Tsunami: la fuerza del agua.  La noticia que ha conmocionado al mundo el día de ayer ha sido el terremoto que ha sacudido a Japón, con un poder destructivo de magnitud 8,8.

Además uno de sus catastróficos resultados fue la provocación de un tsunami con olas de hasta 10 metros de altura que alcanzaron la ciudad de Sendai e hicieron estragos en ella.

El agua arrasó todo cuanto se interpuso en su camino, coches, casas, personas, barcos, granjas e incluso imponentes edificios. Se han encontrado al menos 300 cuerpos sepultados bajo las aguas pero se cree que el número podría ascender a 1.000 debido a la presencia de derrumbamientos y a causa del maremoto. Éste es el mayor seísmo que azota a Japón en 140 años y el quinto más fuerte del mundo. La alerta de tsunami se ha dispersado por todas las costas del Pacífico, incluídos en la lista Australia y Sudamérica.

En Rusia, en las Islas Kuriles y la región de Sajalin han evacuado a más de once mil personas para evitar cualquier tipo de pérdidas.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, declaró: "Estamos dispuestos a ayudar a nuestros vecinos a superar las consecuencias de este terrible terremoto. El tsumami ya ha alcanzado nuestras costas, tenemos que consolidarnos en estos difíciles tiempos". La Agencia Meteorológica de Japón ha emitido una alerta de riesgo alto de tsunami con olas de hasta seis metros en Miyagi y de hasta tres metros en Iwate, y ha instado a los habitantes que se encuentran cerca de la costa que se adentren en el interior, a terrenos elevados. Japón es un país ubicado en lo que lleva el nombre de "Anillo de fuego del Pacífico" y es frecuente que sea violentado por terremotos, debido a esto, las normas de construcción son muy estrictas y con ello consiguen que la mayoría de las veces los seísmos no causen víctimas.

Sin embargo, la naturaleza esta vez demostró su poder inquebrantable y contra la fuerza del agua es poco lo que el ser humano puede hacer..