Turismo espacial ¿podría contaminar?


11 Turismo espacial ¿podría contaminar? A la contaminación que ya sufre el planeta, que no es poca, se sumaría en el futuro la espacial.

El sueño del hombre de viajar al espacio ya no es tan lejano: en unos años sería una realidad para el público en general, no sólo para astronautas.

No obstante, de antemano se estima que podría acarrear problemas para el medio ambiente. A esta conclusión es la que llegaron especialistas de la Universidad de Colorado, en Boulder EE.UU., a través de un estudio. Según la investigación, los tubos de escape de los cohetes podrían ser muy contaminantes y, por ende, contribuir al cambio climático global. El estudio encontró que el hollín que emiten los cohetes, y no sus emisiones de dióxido de carbono, es el principal elemento de contaminación.

Se trata de un tipo de partícula al que es más sensible el sistema climático. En cuanto al mercado del turismo espacial, ya existen varias empresas que están trabajando en la construcción de naves para poder realizar vuelos suborbitales (los cuales se realizan a 100 kilómetros de altura o más). Y, según estimaciones, esta industria se va a intensificar en los próximos años y éste sería su impacto para el medio ambiente: 1.000 vuelos suborbitales al año podrían causar que las partículas de hollín, a una altitud de alrededor de 40 kilómetros, podrían contaminar la atmósfera durante años..